• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Capriles invitó a Rodríguez Zapatero a conocer la realidad de los venezolanos

Foto: Henrique Capriles Radonski

Henrique Capriles Radonski, gobernador de Miranda

El gobernador de Miranda reiteró que el referéndum revocatorio es innegociable 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, afirmó que la mayor parte de los venezolanos no cree que el llamado a diálogo de Maduro sea sincero, honesto y transparente.

A su juicio, lo que pretende el gobierno nacional es limpiar su imagen internacionalmente, bajar la presión social y frenar el referéndum revocatorio.

Señaló que en los términos en lo que el Ejecutivo central plantea el diálogo, éste no se dará.

“El gobierno pretende que la unidad desmovilice a la gente, les interesa que el pueblo no proteste. Además quieren que la Unidad no siga insistiendo en el referéndum revocatorio, buscan evitarlo a toda costa. Yo quiero reiterar, el revocatorio es innegociable, no está sujeto a ninguna negociación. Ese proceso electoral le pertenece al pueblo venezolano, no a los actores políticos”, enfatizó.

Sostuvo que en Venezuela debería dialogarse para fijar la fecha para revocar a Nicolás Maduro, sin embargo, “el gobierno lo que pretende es comprar tiempo, por eso llamaron a los ex presidentes Leonel Fernández, Manuel Torrijos y José Luis Rodríguez Zapatero”.

“Nosotros no vetamos a nadie, pero Zapatero ha dicho que el problema económico es consecuencia de que no hay diálogo. Hay una falla de diagnóstico, lo invito para que vea a los venezolanos que pasan hambre, para que vaya a un hospital y vea a la gente postrada en una cama o a una cola para que hable con las personas y comprenda que los venezolanos no podemos perder más tiempo”, indicó.

Capriles resaltó que las acciones mediadoras de Zapatero pudieran estar sujetas a resolver la crisis que se vive en el seno del gobierno nacional, y no la que atraviesa el país.

A su juicio, las principales autoridades del país lo que buscan es “lavarse la cara” frente al plano internacional. “Para que los demás países no hablen de lo que pasa en Venezuela”, expresó.  

Con información de nota de prensa