• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Campaña anticorrupción no convence

Fachada de CVG Ferrominera Orinoco / Saúl Rondón

Fachada de CVG Ferrominera Orinoco / Saúl Rondón

El ex contralor Eduardo Roche considera que hay que investigar al Presidente. ONG advierte sobre la magnitud de las mafias en relación con el rango de los detenidos. La Contraloría General declinó responder a El Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante la campaña presidencial, Nicolás Maduro anunció la Misión Eficiencia o Nada y la creación de un “cuerpo secreto de lucha contra la corrupción”. Una vez electo, prometió depurar Corpolec y las empresas básicas, e informó personalmente sobre la detención de directivos de Indepabis y de un ex gobernador del PSUV por corrupción. Para ese momento la presidencia de la corporación eléctrica estaba en manos de uno de los hermanos del presidente Hugo Chávez, Argenis Chávez, quien poco después fue removido del cargo.  

¿Son suficientes los anuncios y detenciones para acabar con mafias enquistadas en la estructura del Estado? Quien fuera contralor general de la república entre 1994 y 1999, Eduardo Roche Lander, cree que no: “Eso es pura demagogia porque los peces gordos siguen sueltos”.

El problema, considera Mercedes de Freitas, directora de la ONG Transparencia Venezuela, es que la corrupción no es solamente apropiarse de fondos públicos o usarlos para favorecer una candidatura. “Un ministro que avisa con antelación a sus amigos cuándo va a devaluar la moneda o que nombra a personas no capacitadas en un cargo de alta profesionalización sólo porque es familiar suyo, incurre en corrupción”, dijo.

El presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, Pedro Carreño (PSUV) opinó al respecto: “La búsqueda de transparencia en el manejo de los fondos públicos no se mide por el número de casos ni de presos, sino por el aumento del número de funcionarios que maneja los fondos con probidad”.

¿Qué falta? A juicio de Roche Lander hace falta que el Parlamento nombre al contralor general como lo establece la Constitución y que investigue todos los casos sospechosos de corrupción, no solamente aquellos con matiz político.

“El presidente Maduro debe ser investigado también porque su campaña electoral se basó en el uso de los recursos del Estado. Hasta ahora sólo tenemos unos chinitos de Recadi”, aseguró. De Freitas recordó que en Venezuela hay redes de corrupción en las cárceles, en Cadivi, en el Sitme, en los puertos y aduanas, en el manejo de las misiones.

“Ante la magnitud de esas mafias, los detenidos hasta ahora sólo parecen haber perdido la protección que tenían, pero, ¿dónde están los poderosos?”, se preguntó. La aprobación de una ley de transparencia en el acceso a la información pública, la divulgación de los contratos del Estado y la selección de funcionarios por concurso son, a su juicio, algunas de las medidas necesarias y urgentes. “No van a acabar con la corrupción nombrando gente nueva, sin concursos, para unos cargos que están rodeados de corrupción”, advirtió.
 
Mal comienzo

El gobierno de Maduro comenzó formalmente en abril. En mayo estalló el primer gran escándalo: la directora de Finanzas del Bandes junto con corredores de bolsa presuntamente movilizó millones de dólares pertenecientes a la República, con altísimas comisiones fraudulentas, entre 2009 y 2010.
Sobre el Bandes, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional solicitó un reporte al banco y a las autoridades estadounidenses.