• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Cabello ha intimidado a todo al que pretende financiar a Capriles

Carlos Vecchio, reponsable político de Voluntad Popular / Prensa Voluntad Popular

Carlos Vecchio, reponsable político de Voluntad Popular / Prensa Voluntad Popular

El enlace del comando opositor con el CNE afirma que 700 centros de votación requerirán seguridad reforzada. Descarta el retiro de la contienda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

FICHA PERSONAL
Abogado. Responsable nacional político de Voluntad Popular. Coordinador de la comisión de enlace entre el Comando Simón Bolívar y el CNE

Carlos Vecchio (VP) encabeza, junto a Liliana Hernández (UNT) y Enrique Márquez (UNT), el equipo designado por el Comando de Campaña Simón Bolívar para servir de enlace con el Consejo Nacional Electoral. En esa condición, Vecchio fue recibido el 21 de marzo por la presidente del Poder Electoral, Tibisay Lucena, y el presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento de ese órgano, Vicente Díaz.

Además de entregar a los rectores una lista con 13 peticiones para reforzar la confiabilidad del ente comicial, les hizo algunos planteamientos.

"Nosotros le dijimos a la rectora Lucena que Venezuela ha entrado en una etapa delicada: la época post Chávez, en la que esa figura autoritaria que marcó al país por 14 años ya no está. Tenemos que procurar que este proceso electoral se dé con la mayor tranquilidad y legitimación posibles porque la etapa que viene lo requiere. Les planteamos a los rectores que esa estabilidad va a depender mucho del Poder Electoral y de cómo se desarrolle la elección del 14-A. Le transmitimos a la presidente Lucena que el papel que tiene el CNE en esta etapa debe ser el de generar un ambiente político equilibrado para el proceso electoral".

-¿Cuáles son sus expectativas?

-Esperamos que así de diligente como fue el CNE y su presidente Tibisay Lucena para responder a una denuncia por unos avisos de una asociación civil, sea igual de diligente con nuestras denuncias. El Centro Carter en su informe sobre las elecciones de 2012 afirma que el CNE es un aparato político y eso lo sabemos nosotros. Tenemos un poder parcializado a favor del Gobierno, entonces no esperamos que eso cambie de aquí a las elecciones, pero sí esperamos mucho de los venezolanos, que vayan a votar. La única forma de vencer los abusos es denunciando, presionando al organismo para que actúe y participando masivamente.

-¿De las 13 peticiones que llevaron cuáles han sido admitidas?

-Para suprimir el ventajismo exigimos la eliminación de las cadenas durante la campaña; que los 10 minutos diarios que da la Ley Resorte para mensajes del Estado sean cedidos al CNE; que el Sibci dé cobertura equilibrada a la campaña; que no se usen instalaciones ni recursos del Estado en la campaña y que se permita a los partidos políticos hacer cuñas. En lo técnico requerimos la eliminación de la máquina de identificación del elector; una auditoría de la tinta indeleble en los centros de votación; que la auditoría de 54% de las cajas sea obligatoria; el aumento del tamaño del parabán; que se emita un reporte de electores que voten dos veces y otro sobre las personas que votan sin huella. Estas tres últimas fueron admitidas. Y en la parte logística solicitamos que los coordinadores de centro sean sorteados y se nos dé información sobre quiénes son; que se retire a la Milicia del Plan República; una reunión de coordinación con el CEO-FAN para revisar la lista de centros que requerirán reforzamiento de la seguridad y, por último, que las funciones del Plan República y de los coordinadores de centro estén especificadas en carteles visibles. Esta última también fue admitida. Ellos seguirán revisando nuestras exigencias.

-¿Cuántos son estos centros que requerirán reforzamiento de la seguridad y dónde están?

-Son alrededor de 700 centros. Se trata de centros que por su ubicación son susceptibles de ataques o amenazas por parte de colectivos armados, grupos guerrilleros, o simplemente partidarios del oficialismo que amedrentan a los electores. Son centros en los que en 2012 registramos intimidación de los votantes o testigos, retiro arbitrario de los testigos de oposición, cierre adelantado del centro o negativa al cierre cuando ya no había electores en cola, intromisión de los miembros del Plan República en el proceso. Los estados más recurrentes fueron Lara, Miranda y Carabobo.

-¿El resto de las condiciones son irrenunciables?

-Para nosotros la única forma de tener elecciones justas es que se cumplan esas condiciones. La lucha nuestra ha sido contra el Estado.

-¿Y si no se aprueban todas esas condiciones, se retiran de la contienda?

-Henrique lo ha dicho: vamos a participar en las elecciones, no nos vamos a retirar. Es una lucha hasta alcanzar las condiciones justas. Políticamente la decisión frente a esa adversidad es luchar. Las únicas herramientas que tenemos son la denuncia ante el CNE y ante los electores, la participación masiva y que la lucha la asumamos todos y no únicamente Henrique.

-¿Qué significa para el Comando Simón Bolívar asistir a unas elecciones en un contexto en el que el ministro de la Defensa emite declaraciones a favor de uno de los candidatos?

-Rechazamos esa conducta y por eso hemos solicitado reunirnos con el Plan República y el CEO-FAN. El ministro de la Defensa representa una voz minoritaria dentro de la FAN, donde la mayoría está ganada a respetar la Constitución y brindar un proceso transparente. Esas declaraciones le ganaron incluso la crítica abierta del ex ministro de la Defensa y hoy gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva.

-¿Cómo se corregirán las fallas detectadas en 2012 en la formación y el desempeño de los testigos y en la movilización de votantes?

-Los dos procesos electorales del año pasado nos van a permitir armar más rápido el padrón. En 2012 se logró una presencia en las mesas de 96%, pero debemos profundizar en la formación, resguardo y apoyo logístico de los testigos en los centros donde fueron acosados. También vamos a insistir en la auditoría de cierre. Respecto a la movilización, si todos quienes votaron por Henrique en octubre, ya serían 6,8 millones, se movilizan, partiríamos de allí. Esa es nuestra meta.

-¿Confían en que sólo sacando 6,8 millones de votos ganan?

-El comportamiento electoral del oficialismo indica que cuando Chávez no participa se produce un bajón electoral. Cuando el candidato era Chávez había fidelidad. Ahora, ante el hecho de imponer a una persona diferente a Chávez, esa fidelidad se diluye en un porcentaje importante.

-¿Tiene información de si quienes financiaron a Capriles el año pasado han sido amenazados por el Gobierno?

-Lo han hecho públicamente. Diosdado Cabello se ha encargado de generar miedo e intimidar a todo aquel que pretenda financiar a Henrique; sin mencionar nombres, los ataca. Pero no sólo a los financistas: cuando Cabello persigue políticamente a diputados de la oposición y a otros dirigentes políticos lo hace con el fin de amedrentar, intimidar y sembrar miedo entre quienes quieren ayudar a una opción política distinta. En esa lista también están los empleados públicos, los medios de comunicación, la ciudadanía en general. La intimidación y el miedo han sido política de Estado.

-En su opinión, de qué depende el triunfo de Capriles: de su capacidad de liderazgo, del abstencionismo chavista, de la movilización de la oposición o de la imparcialidad del árbitro

-Una de las grandes diferencias entre Henrique y Maduro es que Henrique ha construido su liderazgo. Yo creo que su victoria se apoya en su capacidad como líder y en el ejercicio de ese liderazgo para movilizar la base opositora y a los que piensan distinto.

-¿Hay suficiente tiempo para ganar?

-Sí. Henrique cita mucho el caso del plebiscito chileno, cuando la campaña fue de 27 días y 15 minutos diarios de televisión a las 12:00 de la noche. Esas fueron las condiciones que le impusieron a la Concertación, pero la gente participó y ganaron. Si entendemos que cada quien debe ser un movilizador, habrá gran oportunidad de ganar las elecciones. ¿Fácil? No, pero hay una gran posibilidad.

-Hace menos de seis meses la propuesta de Chávez obtuvo 55% de respaldo, ¿por qué habría de ser diferente el resultado ahora?

-La política es dinámica. En 14 años Chávez trató de imponer una visión hegemónica de su proyecto y la mitad del país se mantuvo firme diciendo que no. El país cuenta con una gran fuerza de 45% que ha sido capaz de ganar elecciones como lo hizo en las legislativas de 2010 y en el referendo de 2007. En política, lo que es verdad un día, al siguiente no lo es.