• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Canales no pueden fusionarse sin permiso

Sede de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel | Foto: Archivo/El Nacional

Sede de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel | Foto: Archivo/El Nacional

Conatel afirmó que ninguna empresa de telecomunicaciones puede realizar operaciones sobre el control accionario sin su aprobación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones emitió un comunicado para aclarar que ninguna empresa de telecomunicaciones podrá suscribir acuerdos de fusión, escisión, transformación o creación de filiales que exploten dichos servicios, “cuando involucren un cambio en el control sobre las mismas, así como cualquier otra operación mercantil que implique un cambio directo o indirecto en su control accionario y financiero, o incrementos de su capital, sin haber obtenido la aprobación o autorización previa de Conatel, para que tales operaciones tengan validez”.

El organismo regulador de los medios apuntó que la medida se fundamenta en las Disposiciones Finales Quinta y Décima Séptima de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones y la Constitución, y que esa medida es una constante en todos los países del mundo con legislaciones avanzadas en materia de telecomunicaciones.

“Cualquier persona natural o jurídica que pretenda vender o adquirir cualquier empresa dedicada a la actividad de telecomunicaciones, incluidos los servicios de radio y televisión entre otras, en señal abierta o a través de las redes del servicio televisión por suscripción, deberá contar con la aprobación o autorización previa y expresa de esta Comisión Nacional de Telecomunicaciones”, expresó.

Indicó que las habilitaciones administrativas, concesiones y permisos para la prestación de servicios de telecomunicaciones son "actos personalísimos".

Explicó que en la etapa previa y posterior al otorgamiento de los permisos se evalúan las condiciones particulares del interesado, “así como la concurrencia y la permanencia de los requerimientos técnicos, jurídicos y financieros exigidos por la normativa legal y sublegal para la prestación de servicios de forma efectiva, pacífica y eficiente, siendo el titular y no otra la persona que reúne ciertas características que, en un determinado momento, garantizan la adecuada prestación del servicio respectivo bajo los parámetros previamente evaluados”.

Insistió en que Conatel comprueba si la procedencia de los fondos vinculados a la operación es lícita, para evitar que se hagan adquisiciones con capitales de dudosa procedencia “en manos de organizaciones criminales dedicadas a la delincuencia organizada”.

Recordó que el 11 de febrero de 2010 el organismo exhortó al Servicio de Registros y Notarias a no protocolizar o autenticar, según sea el caso, los actos y negocios jurídicos que no cumplan con los requisitos estipulados por el organismo regulador de medios.