• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CNP rechaza ataduras y presiones al derecho a informar

Logo Consejo Nacional de Periodistas | Cortesía CNP

Logo Consejo Nacional de Periodistas | Cortesía CNP

Gremio se declara en sesión permanente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las directivas del Colegio Nacional de Periodistas y el CNP-Caracas emitieron un comunicado, en el cual informan que el gremio se declara en sesión permanente para garantizar los espacios de información a los venezolanos y acompañar a los colegas en la defensa del ejercicio del periodismo y la libertad de expresión.

El CNP expresa “profunda preocupación” por el riesgo que corre la información veraz y oportuna en Venezuela: “Exhortamos a periodistas, a directores de medios de comunicación impresos y radioeléctricos, al Gobierno y a quienes están involucrados en la sagrada labor de informar que la censura no es una alternativa sana ni viable, y es rechazada en el artículo 58 de la Constitución. Permitir la censura es comparable con matar la esperanza de un desvalido”.

“La comunicación y el periodismo –agregan– están en crisis, por lo que instamos a los colegas y directivos de medios de comunicación a ser participes y fieles cumplidores de la Constitución, la Ley del Ejercicio del Periodista y del Código de Ética del Periodista Venezolano, para garantizar la información sin ataduras ni presiones. La libertad de expresión no se negocia”.

Ante lo ocurrido en Globovisión y en  2001, el gremio informó que, desde el 16 del corriente, está en contacto con quienes renunciaron al canal de noticias por divergencias en el nuevo enfoque editorial, así como con aquellos que permanecen y que expresan su interés en hacer periodismo.

El CNP-Caracas indicó que se reunió con directivos de Globovisión para conocer la situación laboral de los periodistas y de los espacios informativos y exigirle respeto a las leyes laborales. Junto con el SNTP visitaron el Bloque de Armas, que pidió al Ministerio del Trabajajo despedir a 30 trabajadores, a pesar de la doble inamovilidad laboral.