• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CNE no tiene reglas claras después del 6-D

Benigno Alarcón dijo que reforma electoral trata de controlar discrecionalidad del ente comicial. Roberto Abdul (Súmate) pide que se cumpla con la observación técnica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las condiciones electorales del país se han deteriorado luego de los comicios parlamentarios del 6 de diciembre de 2015: el Poder Electoral comenzó a restringir a los partidos y sus actividades, no hay reglas claras para los procesos comiciales, no se han convocado las elecciones regionales y se han puesto trabas al referéndum revocatorio, señaló el director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello, Benigno Alarcón.

Añadió que la reforma electoral que adelanta la Asamblea Nacional trata de acabar con la discrecionalidad del Consejo Nacional Electoral ante decisiones que constitucionalmente deben acatarse.

“Dentro de seis meses se vence el período de los gobernadores. El CNE no ha anunciado el cronograma electoral. Esto no corresponde a un sistema electoral con reglas democráticas. Al organismo no le corresponde decidir si hay revocatorio, pero sí constatar que se cumpla con todas las etapas del proceso”, indicó.

Alarcón, que ha participado en la consulta pública de la reforma de la Ley de Procesos Electorales y de la Ley del Poder Electoral, sostuvo que mientras el gobierno pierde piso electoral,  hay menos claridad en las reglas de juego. “En la medida en que no comprendamos la urgencia de una reforma electoral que nos otorgue equidad y transparencia para una elección, será más difícil que el país supere el conflicto político mediante una salida constitucional y democrática”, afirmó.

Durante un conversatorio acerca de la reforma electoral con periodistas, Alarcón refirió que según la revista The Economist, Venezuela ocupa el puesto 99 de 167 países de un ranking sobre democracia plena. Indicó que el diálogo que se necesita es el que sirve para bajar los costos de tolerancia.

Roberto Abdul, representante de Súmate, señaló que la reforma electoral es para conceder más poder al ciudadano. Añadió que los contratos del CNE con la empresa Smartmatic han sido opacos. “Uno de los avances de la reforma es que se cumpla con los aspectos técnicos de la observación electoral y no sea un acompañamiento”, dijo.

Plantean que los candidatos a rectores del CNE no deben tener militancia política los siete años anteriores a su postulación. El abogado Juan Berríos, asesor jurídico de la reforma, afirmó que cuando las dos terceras partes de la AN no lleguen a un acuerdo para elegir a los rectores, la escogencia se hará mediante elección popular.  Proponen la depuración anual del Registro Electoral, limitar restricciones del poder reglamentario del CNE y la totalización del escrutinio en tiempo real.