• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CNE amenaza con suspender verificación de firmas si hay violencia

Tibisay Lucena informó que el 13 de junio se acreditarán a los testigos de la validación | Foto: EFE

Tibisay Lucena informó que el 13 de junio se acreditarán a los testigos de la validación | Foto: EFE

Las huellas se tomarán solo en las sedes regionales del Poder Electoral, lo que complica la logística del proceso. El PSUV denunciará  “gran fraude” ante el TSJ el lunes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A 40 días de haberse introducido las firmas, de tres protestas con heridos frente al Poder Electoral, un estancamiento en la búsqueda del diálogo y una serie de saqueos en el país, el Consejo Nacional Electoral fijó entre el 20 y 24 de junio la jornada de validación de 1% de las firmas, con la amenaza de la presidente, Tibisay Lucena, de suspender la actividad si hay manifestaciones.

“El CNE demanda respeto a la integridad de sus funcionarios y sedes regionales. Cualquier agresión,  alteración del orden o generación de violencia conllevará la suspensión inmediata del proceso de validación hasta que se restaure por completo el orden, la tranquilidad y el respeto”, alertó Lucena, lo que fue respaldado por el PSUV.

La Mesa de la Unidad Democrática esperaba el anuncio de la validación el 31 de mayo cuando se vencía el lapso establecido en el Reglamento de Referendos, pero fue el jueves 9 de junio en la noche cuando los rectores aprobaron la auditoría de la Junta Electoral Nacional luego de que el diputado Julio Borges resultara herido frente al CNE.

El ente comicial colocó en la página web dos enlaces: uno, para que la gente consulte si su firma es válida o inválida; y dos, para que los interesados retiren sus firmas si desean hacerlo. El período de “arrepentimiento de firmas”, como lo llama la MUD, es entre el 13 y 17 de junio.

Lucena informó que el 13 de junio se acreditarán a los testigos de la validación.

Entre el 20 y 24 de junio solo podrán ir a validar sus rúbricas 1.352.052 personas, que pasaron los filtros del CNE, mas no 605.727 que fueron eliminadas por supuestas irregularidades (10.095 muertos; 3.003 menores de edad; 9.333 que no están en el RE y 1.335 inhabilitados políticos, pues están presos y tienen sentencias firmes; 2.482 firmas duplicadas). En la lista hay 62 diputados eliminados.

Las trabas. La MUD tendrá apenas cinco días para que 194.708 electores validen su huella en las sedes regionales del CNE entre las 8:00 am y las 12:00 m, y entre la 1:00 pm y 4:00 pm. Si en alguno de los 23 estados o del Distrito Capital  no se logra la confirmación de 1% de los inscritos en el Registro Electoral, el referéndum quedará descartado.

La situación representa un obstáculo logístico, pues los votantes tendrán que trasladarse a la capital de sus respectivos estados y las oficinas electorales tendrán que recibir a una cantidad de personas muy alta. Por ejemplo, en lo referente al Zulia, deben acudir a la validación en Maracaibo 23.991 electores, lo que significa que cada uno de los cinco días deberán procesarse en promedio 4.798 huellas. Si la jornada de trabajo se limita a 8 horas, eso obliga a registrar 600 huellas por hora y 10 por minuto. Si la labor es permanente las 24 horas, se requerirían 3 huellas por minuto.

La situación es similar en otros estados con población elevada. En Miranda tendrán que validarse 20.399 huellas, 8 por minuto en jornada de 8 horas, y en Carabobo, 15.479 huellas, 6 por minuto.

Los dos estados que requieren menos huellas que validar son Delta Amacuro, 1.171, y Amazonas, 1.026. Sin embargo, también representan un reto debido a su intrincada geografía y a la cantidad de empleados públicos que tienen, quienes podrían ser sometidos a presiones para que no validen o retiren su rúbrica. Varias comunidades son de difícil acceso y en algunos casos se requiere transporte fluvial o aéreo para llegar a la ciudad capital.

En Amazonas se cuenta con la ventaja de que el gobernador es opositor, Liborio Guarulla, cuya firma fue invalidada por el CNE. En Delta Amacuro, por su parte, el PSUV controla la gobernación y todas las alcaldías.

En Amazonas fueron decretadas como válidas 3.877 rúbricas, por lo que se necesita que 26,5% de los firmantes iniciales confirmen su voluntad para activar el referéndum.

En Delta Amacuro, es de 30%, uno de cada tres electores admitidos.

Además de las dificultades logísticas, la oposición se enfrenta a otra traba por las fechas elegidas por el CNE: el 24 de junio es feriado y viernes, lo que podría afectar el ritmo de trabajo.

En todo el país el CNE activará 300 captahuellas para el proceso, lo que arroja un promedio de 649 de los electores necesarios por cada artefacto, 130 por día y 16 por hora si se trabaja en jornadas de 8 horas. Eso es uno cada 4 minutos. Los aparatos serán distribuidos según la densidad de población de cada estado.

“Gran fraude” en el TSJ. La Comisión de Verificación de Firmas del PSUV denunciará el lunes 13 al TSJ un supuesto “gran fraude” en la recolección de rúbricas y ejercerá acciones penales en tribunales contra el secretario ejecutivo de la Mesa, Jesús Torrealba, el gobernador Henrique Capriles y Juan Carlos Caldera. “Vamos a las salas Constitucional y Electoral a denunciar este delito contra el pueblo, el presidente Nicolás Maduro y la Constitución”, afirmó el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, luego de haber analizado con la comisión y, en especial, con Hermann Escarrá, el informe del CNE, de 85 páginas.

“Si Torrealba dijo que había ‘firmas impecables’, ¿cómo es que hay 605.727 firmas fraudulentas?, ¿cómo se desecharon 800.000 firmas?, ¿por qué hay 10.995 muertos y 1.335 que cometieron delitos graves, como droga, abuso sexual y asesinatos? Es un proceso viciado, manchado y existen unos cómplices de este gigantesco fraude. Vamos a investigar quiénes colocaron las huellas chimbas. A quien le fue usurpada su identidad que quite su firma”, instó el dirigente del PSUV, quien agregó: “La posibilidad de activar el referéndum es cada vez más lejana. Este año no habrá referéndum. Este año ni Ramos Allup ni Capriles ni Torrealba ni (María Corina) Machado van a ser presidente de la República. No van a derrocar a Maduro”.

Rodríguez amenazó con enjuiciar al presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, por injuria contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Maduro, el TSJ y su persona.

A pesar de que condenó las agresiones contra Borges, dijo que el diputado de Primero Justicia “irrumpió en el CNE” y provocó a la GNB y PNB: “La violencia no es provocada por el chavismo. A la oposición no le conviene ni que gane la Vinotinto. Ganaron una elección y viene a derrocar al gobierno. Es falso que trabajadores de la alcaldía hayan agredido a alguien”.