• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CIDH deploró participación de delegados del Estado venezolano

Germán Saltrón, representante del estado venezolano ante la CIDH / Archivo/El Nacional

Garmán Saltrón dijo que lo que ocurría en Venezuela en mataría carcelaria era una realidad mundial, asociada a la pobreza / Archivo/El Nacional

Ofendieron a los defensores de derechos humanos en materia penitenciaria Carlos Nieto y Humberto Prado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que participaron en la audiencia sobre la situación carcelaria en Venezuela deploraron los términos en los que hablaron los representantes del Estado venezolano en la sesión.

“Lamento la forma en la que se ha expresado la delegación del Estado venezolano”, afirmó el comisionado que fue designado relator para Venezuela, Felipe González, durante su derecho de palabra.

“Comparto la preocupación por el tono del diálogo”, agregó la comisionada que presidió la audiencia, Tracy Robinson.
Hacinamiento, violencia carcelaria, redes de corrupción que permiten que se introduzcan armas y drogas a los recintos penitenciarios y que permanecen impunes, pérdida del control de las prisiones por parte del Estado a manos de los propios presos, retardo procesal y ocio de la población reclusa fueron algunas de las denuncias que presentaron varias ONG ante la instancia internacional.

“Vamos a desmontar cada una de las mentiras. (Carlos) Nieto, es mentira lo que usted dice. Señor (Humberto) Prado, usted es un mentiroso también”, dijo la directora de relaciones internas del Ministerio para los Servicios Penitenciarios, Layla Tayardine, ante lo cual las autoridades de la CIDH la interrumpieron para exigirle que se abstuviera de emitir adjetivos denigrantes contra los peticionarios.

En su exposición Tayardine informó que en Venezuela se están construyendo 24 cárceles, “a pesar de que no hay hacinamiento”. La funcionaria aseguró que el Estado venezolano provee alimentación a toda la población reclusa del país y advirtió que cuentan con 340 unidades para trasladar a los presos a tribunales.

Problema heredado

Las mafias que introducen armas a las prisiones son un problema heredado por el presidente Hugo Chávez, indicó Tayardine. “Eran redes de intereses económicos, que me imagino que el señor Prado las conocía muy de cerca”, afirmó.

“Pese a la mentiras e infamias que repiten los voceros del imperio, en la Venezuela revolucionaria abordamos la problemática social generada por el sistema capitalista desde su raíz”, dijo.

Aunque durante toda la audiencia la delegación del Estado venezolano insistió en que las denuncias eran falsas, antes de que Tayardine empezara su exposición Germán Saltrón, representante del Estado Venezolano en la Comisión Interamericana, lanzó esta aseveración: “La realidad es esa (la que plantearon las ONG), pero es una realidad mundial por la falta de los logros. Hay 2.500 millones de personas en el mundo que sobreviven con 2 dólares diarios. Si hay más pobreza, hay más delitos. Y eso pasa en todo el mundo, hasta aquí, en la capital del imperio, que es el país con más privados de libertad en relación con su población. Se habla de las consecuencias y no de las causas”.

Negativa a reunirse

Rocío San Miguel, directora de la organización Control Ciudadano, señaló que el lenguaje empleado por los representantes del Estado venezolano en la audiencia es el que normalmente usan contra los defensores de derechos humanos.

“Hay un discurso de odio permanente. Se nos criminaliza. Creo que el Estado debe reflexionar y cesar en esta conducta. Nosotros también somos pueblo”, advirtió.

Ante la propuesta de San Miguel de que deben buscarse espacios para el diálogo y concretar una cita en Caracas entre representantes del Gobierno de Hugo Chávez y las ONG dedicadas a la defensa de los derechos humanos con el objetivo de buscar solución a los problemas planteados ante la comisión, Germán Saltrón, representante del Estado Venezolano en la Comisión Interamericana, se negó a esta iniciativa.

“Cualquiera que los oye piensa que Venezuela está en el suelo, que es el peor país del mundo. ¿Cómo hago para congeniar con ella (San Miguel) si tiene una visión catastrófica de Venezuela que no se corresponde con la realidad? Estamos en una falsedad y así no podemos entendernos”, dijo.