• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CEV pide al Gobierno que deje de excusarse y garantice vida de los reos

Masacre en Uribana luego de requisa | Foto: Cortesía El Informador

Masacre en Uribana luego de requisa | Foto: Cortesía El Informador

La CEV considera que el drama penitenciario en Venezuela es la negación absoluta de la dignidad humana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Conferencia Episcopal Venezolana, a través de la Comisión de Justicia y Paz, emitió un comunicado en el que llama al Gobierno nacional a asumir la responsabilidad de los hechos de violencia que ocurren en las cárceles del país y a garantizar la vida de los presos.

“Rechazamos categóricamente que a pesar de haber pasado más de una década de gobierno se sigan buscando culpables de la crisis carcelaria en el pasado o responsabilizando a terceros, en vez de asumir su propia responsabilidad y utilizar todas las energías en buscar soluciones para el presente y cambiar la historia de los recintos penitenciarios en el futuro”, se indica en el documento suscrito por los monseñores Roberto Luckert y Baltazar Porras.

El comunicado fue emitido a propósito de la reyerta ocurrida el viernes pasado en la cárcel de Uribana en la que, según la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, murieron 58 presos. La funcionaria aseguró que las informaciones difundidas por Globovisión y el diario El Impulso sirvieron de detonante.

La Iglesia Católica advierte en su comunicado que las políticas penitenciarias implementadas por ese despacho han sido ineficaces e inoperantes. “Observamos que el hacinamiento, la falta de alimentos adecuados, la violencia descontrolada, los retardos procesales y las vejaciones que sufren los familiares siguen afectando a las personas privadas de libertad”, se señala en el texto.

La CEV considera que el drama penitenciario en Venezuela es la negación absoluta de la dignidad humana. Pide que se efectúe una investigación eficiente que permita sancionar a los responsables de lo ocurrido, y lamenta el funcionamiento de mafias en las cárceles. “Eso hace que la población penitenciaria tenga acceso a armas de guerra y armamento de uso exclusivo de los cuerpos de seguridad del Estado”, se indica.

La Delegación Nacional de Pastoral Penitenciaria de la CEV también emitió un comunicado para repudiar los hechos en Uribana.