• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CASA aumentó inversiones en 155% pero continúa la escasez

Las importaciones no se planifican, son aleatorias y buscan apagar el fuego del desabastecimiento, dijo Tomás Socías. El Parlamento investigará contratos hechos sin licitación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 25 de febrero un contingente de militares tomó el Abasto Bicentenario que está ubicado en la avenida 5 de Julio de Maracaibo y retiraron a los trabajadores. Un día antes, en Petare, tras labores de inteligencia, la GNB había capturado en flagrancia a cuatro empleados de la Corporación PDV-Mercal.

El gobierno ejecuta así la “Operación Ataque al Gorgojo” para detectar en la red de distribución de alimentos a aquellos gerentes y trabajadores incursos en supuesta corrupción porque –como dijo el presidente Nicolás Maduro– el sistema público de distribución de productos “se pudrió”. Ni él ni los poderes públicos han informado por qué no detienen a altos funcionarios que, según empleados, han formado mafias y son responsables de la escasez y del mal manejo administrativo.

La red pública no ha sido objeto de una contraloría, a pesar de que en cuatro años la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) aumentó en 155% la inversión en compra de alimentos. Pasó de destinar 14,9 millardos de bolívares en 2010 a 38 millardos de bolívares en 2014, según la memoria y cuenta del Ministerio de Alimentación de esos años, firmadas por los entonces titulares del despacho, general (Ej.) Carlos Osorio, en 2010, e Yván José Bello, en 2014.

Sin embargo, la cantidad de toneladas de alimentos de la cesta básica compradas no subió significativamente. De 3,9 millones de toneladas en 2010 se incrementó a 4,3 millones 4 años después.

En dos meses de 2016 Bolivariana de Puertos no registró en su portal web la importación de comida, mientras que la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos asegura que las compras hechas por el gobierno han sido 500% más ineficientes que destinar las divisas a materias primas. El resultado se evidencia en el desabastecimiento, señalan.

Militares al frente. El analista en abastecimiento alimentario Tomás Socías explicó que las causas de los escándalos de corrupción en la red estatal de alimentos están asociadas a que son militares quienes mandan en las empresas y no cuentan con  la experticia necesaria.

“El gobierno desplazó al sector privado como importador, a pesar de ser más eficiente. Las compras de alimentos en el extranjero no se ajustan a una planificación. Por el contrario, son aleatorias y para apagar los fuegos que genera el desabastecimiento”, dijo.

Socías observa otras causas: la distorsión de la tasa de cambio preferencial a 6,30 bolívares por dólar para la adquisición de rubros prioritarios; el control de precios y la agrupación en 2015 de 293 empresas públicas de producción, almacenamiento y distribución de alimentos e insumos en 14 conglomerados que generaron más retrasos y burocracia.

 

Chavismo no investigó.  Desde 2011 hasta 2015 la anterior Asamblea Nacional se negó a meter la lupa en la compra de alimentos, en particular para determinar si existía pago de comisiones. Se opuso también a que se citara a algún funcionario a las comisiones para explicar por qué aumentó la escasez a pesar de que se destinaron más recursos.

“El diputado del PSUV Pedro Carreño bloqueó las denuncias contra Pdval y CASA”, afirmó la diputada de Proyecto Venezuela Deyalitza Aray, que junto con la legisladora de Carabobo Neydi Rosales consignó en el extinto Parlamento, dominado por el PSUV, el PCV y la UPV, una serie de documentos, fotografías y videos que evidenciaban el mal estado de los productos importados por Puerto Cabello. También  solicitaron la interpelación de los ministros de Alimentación (Carlos Osorio) y de Agricultura y Tierras, despacho en el que alternaron Juan Carlos Loyo e Yván Gil.

“Todas las peticiones fueron desechadas, hasta una orden para inspeccionar la aduana de Carabobo. En 2012 llevé el caso a la plenaria y Diosdado Cabello aprobó que fuera Contraloría a Puerto Cabello, pero no hicieron nada. El expediente está en la Contraloría General”, señaló Aray.

En 2012 estaban en Puerto Cabello 12.500 contenedores, 80% de estos eran de CASA. “Hugo Chávez sacó a Osorio por las irregularidades, pero Maduro lo trajo. ¿Por qué?”, manifestó.

Proyecto Venezuela propondrá la designación de una comisión mixta, Contraloría y Desarrollo Social,  para que la averiguación tenga dos vertientes: la corrupción y el desabastecimiento. “Queremos inspeccionar y saber por qué no se vigilan los contenedores que llegan a los puertos, el estado de los alimentos, si cuentan con los permisos sanitarios y por qué el gobierno contrata  almacenes que paga en dólares”.

Aray propone averiguar por qué el Ministerio de Alimentación no licitó la compra de alimentos y pone como ejemplo el contrato asignado a la empresa de carne JBS, de Brasil, que asegura fue otorgado a dedo. “¿Cómo es que el gobierno permite el monopolio si está prohibido por la Constitución?”, pregunta. 

Es a partir de febrero de este año cuando la Comisión de Contraloría investiga “los guisos” en alimentos que, según el diputado de Primero Justicia Ismael García, comprometen la gestión de 8 militares activos en los últimos años. El gasto en esos años fue de 230 millardos de dólares, según el parlamentario.

 

25% de los entes públicos no reportan compras

Miraflores ha contado con las instancias legales, ejecutivas y políticas para evitar la escasez y acabar con la corrupción.  Solo en 2014 se constituyeron 12 órganos. La lista es larga: Estado Mayor Especial de Abastecimiento, Comisión Especial Agrícola contra la Guerra Económica, Comisión Presidencial para la Agroindustria, Centro Nacional de Balance de Alimentos, Comisión Nacional de Lucha contra el Contrabando, Comisión de Mercancías Declaradas Abandonadas, órganos superiores de la Gran MisiónAgro Venezuela y Defensa Popular de la Economía,  Comisión de la Verdad Económica, Vicepresidencia de Soberanía Alimentaria y Corporación de Mercados de Alimentos.

En 2014 Maduro contó con una ley habilitante cuyo fin era “fortalecer el eje agroalimentario” y creó la Superintendencia de Precios Justos.

¿Por qué persiste la corrupción? Al fracaso de las comisiones presidenciales, del Estado Mayor y de las medidas se unen la burocracia y la ineficiencia gubernamental. En la memoria y cuenta de 2014 de la

Vicepresidencia se hace referencia al Registro Nacional de Contratistas: “El Estado no tiene información oportuna sobre la planificación anual de compras. Solo 25% de organismos y entes de la administración pública reportan los bienes y servicios que serán adquiridos. Solo 50% de los contratistas renuevan sus permisos ante el Registro Nacional de Contratistas”.

A pesar de que la ley habilitante perseguía a los corruptos, el general retirado Enrique Prieto Silva (GNB) observa un hecho: “Ningún militar ha sido procesado por corrupción, salvo el general Isaías Baduel. Si lo hay, es un secreto bien guardado. El origen de la corrupción fue el Plan Bolívar sin sanción alguna. La corrupción en la FANB no solo aumentó, sino que se especializó en el gobierno ‘revolucionario’ en 17 años. El robo y el soborno viven en una tolerancia interesada y alcahueta con fines proselitistas y de caución de fidelidad”.

 

Caso Pudreval

En 2010 se destapó Pudreval. Hallaron en Carabobo 1.197 contenedores de Pdval con 36 toneladas de alimentos descompuestos. En 2008 se perdieron 116.808 toneladas.

 

Fusión roja

En 2015 el gobierno fusionó 293 empresas públicas de alimentos en 14 conglomerados dirigidos por la Corporación Venezolana de Alimentos y CASA.


Ataque al Gorgojo

El 15 de febrero el presidente Nicolás Maduro informó que con la “Operación Ataque al Gorgojo” se detuvo a  55 funcionarios de Abastos Bicentenario.