• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Brigada contra violencia aumentará control del Estado sobre oposición

Los estudiantes aseguran que seguirán protestando, pese a las amenazas del gobierno | Foto Archivo El Nacional

Los estudiantes aseguran que seguirán protestando, pese a las amenazas del gobierno | Foto Archivo El Nacional

El politólogo Luis Salamanca prevé otra ola de acciones arbitrarias, violaciones del debido proceso y disminución de libertades 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Brigada Especial contra las Actuaciones de los Grupos Generadores de Violencia, formalizada en Gaceta Oficial el 25 de junio, busca aumentar el control del Estado sobre la oposición. En esta apreciación coinciden el politólogo Luis Salamanca, el dirigente estudiantil Rolando Antiveros y el presidente de Copei, Roberto Enríquez.

Salamanca señaló que la unidad, adscrita al Ministerio de Relaciones Interiores, identifica la predisposición del Estado a calificar de violentas todas las manifestaciones, de lo cual se desprende un sesgo que considera peligroso. El analista lamentó que el Estado pierda la institucionalidad para pasar de árbitro a actor interesado y ejecutar actos que serían arbitrarios. Prevé acciones contra cualquier ciudadano, reducción de más libertades y violaciones del debido proceso.

“Se busca criminalizar más la protesta, como se ha hecho en estos últimos cuatro meses. Toda manifestación que termine en disturbios será considerada violenta y se deja a discreción de los funcionarios calificar estas acciones. Este decreto de la brigada especial es capcioso, sobre todo cuando existe el Sebin, las policías y la Guardia Nacional; es una brigada de respuesta rápida propia de los países comunistas”, dijo.

Salamanca añadió que en medio de esa concepción del Estado policial, la institución va perdiendo su carácter democrático. Advirtió que podría generarse la figura del “sapeo” para infiltrar grupos y hacer labores de inteligencia.


Persecución. Rolando Antiveros, del Consejo Estudiantil de la Universidad Santa María, cree que la brigada contra los grupos violentos incrementará la persecución de la oposición. Dijo que aunque el movimiento estudiantil ha actuado pacíficamente, es evidente que el gobierno pretende amenazarlo.

“Esta brigada nos tomó por sorpresa; además, maneja presupuesto propio. No estamos conspirando. Seguiremos en la lucha por la democracia y la reconciliación del país; estaremos en la protesta pese a que intervinieron campamentos y hasta nos han sembrado pruebas e impuesto delitos sin base, como ocurrió con nuestra compañera Sairam Rivas”, indicó.

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, señaló que la naciente brigada evidencia la neurosis e ineficiencia del gobierno, que se salta a los poderes públicos para atemorizar.

“Esto es un reconocimiento de que la Fiscalía y los organismos de seguridad no sirven para nada”, manifestó.

Expresó preocupación porque se pretenda alterar la Constitución mediante decretos. Señaló que en la práctica se trata de un estado de guerra y se actúa como si hubiese estado de excepción.