• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Blanca Mármol: Estamos ante un terrorismo de Estado

Las protestas estudiantiles han culminado en actos de represión social | Foto: Leonardo León

Las protestas estudiantiles han culminado en actos de represión social | Foto: Leonardo León

ONG denuncian violación del marco jurídico y derechos humanos en actuaciones contra manifestantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Persecución de opositores y disidentes, represión desproporcionada de la protesta, detenciones ilegales y arbitrarias, constitución irregular de tribunal penal y establecimiento de sitios de reclusión lejanos u hostiles para los detenidos.

Esta es la lista de actuaciones del Estado venezolano en los últimos días contra manifestantes y dirigentes estudiantiles en Mérida, Táchira y Nueva Esparta, de acuerdo con un comunicado divulgado ayer por 10 organizaciones no gubernamentales.

Blanca Mármol, ex presidenta de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, dijo que tal proceder deja a la ciudadanía en situación de indefensión. “Lo lógico sería que ante estas violaciones las personas acudieran al Tribunal Supremo de Justicia o a los tribunales, pero es la misma falta de protección lo que ha generado las protestas”, advirtió.

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello, aseguró que la experiencia demuestra que mientras más repriman protestas legítimas, más descontento y más protestas se generarán.

“En la medida en que el Estado reprima expresiones legítimas y no violentas, la gente responde manifestando más”, dijo.

Alerta. La Federación de Abogados de Venezuela, el Foro Penal Venezolano, Nueva Conciencia Nacional, Fundepro, Damas de Blanco, Fundeci, Una Ventana a La Libertad, Mujeres de Negro, Espacio Civil, y Mujer y Ciudadanía son las 10 ONG que ayer divulgaron un alerta por las recientes actuaciones del Estado contra manifestantes.

Tildan de brutales y violentas las medidas de contención aplicadas por el gobierno, que causaron heridos de bala, presos y órdenes de aprehensión que califican de ilegales. “Estamos ante un terrorismo de Estado que no es otra cosa que el uso de la justicia para reprimir el ejercicio de los derechos ciudadanos. Vivimos una parodia de democracia y los organismos internacionales no reaccionan. Es por eso que la democracia en Venezuela la debemos defender los venezolanos”, dijo Mármol.

A su juicio, ahora son claras las razones de la salida de Venezuela del Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos: “El Estado no quería recibir censuras desde ese ámbito, pero el habernos salido no cambia la naturaleza de los abusos de autoridad”.

El politólogo Benigno Alarcón avizoró un aumento de la conflictividad en las semanas por venir porque las causas que generan las protestas no van desaparecer en lo inmediato.

“Son protestas por razones reales y reclamos justos que tocan a la gente, como la escasez o la inseguridad. La gente está reivindicando su derecho a expresar su descontento”, dijo Alarcón.

“En este escenario es importante el rol que van a jugar los cuerpos de seguridad del Estado. Hay que recordarles que ellos no forman parte del gobierno sino del Estado y su deber es estar al servicio de la nación, no del gobierno de turno. Es necesaria una reflexión en ese sentido”, puntualizó el politólogo.

Sin resonancia

Leopoldo López emplazó ayer directamente al gobernador Henrique Capriles a participar en la manifestación del 12 de febrero. “Estoy seguro que vamos a ver a Henrique Capriles el 12 de febrero en la calle. Le hago un llamado a que se sume a este esfuerzo, a este clamor del pueblo que quiere un cambio”. La convocatoria de López, María Corina Machado y Antonio Ledezma data de hace una semana, pero Capriles aún no ha dicho si participará.

“Creo que la posición de Capriles está minando su liderazgo. No hace resonancia con la gente. No está leyendo bien la coyuntura; otros dirigentes lo están haciendo. En este momento la gente quiere un líder dispuesto a correr riesgos, a dar la cara. No uno que llame a esperar a las próximas elecciones porque las consecuencias del mal gobierno se padecen ahora. Lo mínimo que se espera es una presencia en la calle que obligue al gobierno a rectificar”, dijo Beningno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la UCAB.