• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Bases del oficialismo calculan que Maduro puede encargarse por 6 meses

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro / AVN

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro / AVN

Tupamaros duda que pueda instaurarse un nuevo gobierno que desplace influencia del Presidente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La estrategia del oficialismo es única: mantener el poder y la dirección política, como la describió el ex vicepresidente Elías Jaua ante la Milicia Bolivariana que el pasado 10 le rindió honores al general Ezequiel Zamora en El Calvario.

“Al morir Zamora, hace 154 años, se perdió el mando político por el vacío del liderazgo; se perdió la dirección política; Venezuela fue desmembrada y perdió Guyana. Casi negocian Guayana a cambio de armas. Los oportunistas cabalgaron en el dolor del pueblo y sucumbieron en el pacto de Coche; se volvieron oligarcas. Por eso hay que evitar los pactos y los desenfrenos. Una revolución sin objetivos políticos, con demagogos extremistas, le seguirá la derrota; una dirección que pacta será derrotada”, advirtió Jaua.

Las tácticas que se adopten dependerán de la evolución de la salud de Hugo Chávez y de los movimientos de la oposición, revelaron fuentes gubernamentales. La primera acción fue el “juramento de lealtad” de los afectos y miembros del Gobierno en Miraflores; y la segunda, la instauración en el poder de Nicolás Maduro, en su condición de vicepresidente, tutelado desde La Habana y desde la Asamblea Nacional.

Durante este fin de semana comienza la tercera fase: concienciar a las bases de la necesidad de conservar la dirección política y la estabilidad. Los movimientos sociales, como los Círculos Bolivarianos, el PSUV y el Polo Patriótico, se activarán con este objetivo. El Movimiento Revolucionario Tupamaros, por ejemplo, irá de giras para conversar con su dirigencia y militancia.

“Nos mantendremos en pie de lucha, en compañía de los aliados internacionales, ante la pretensión de quebrantar la voluntad del pueblo”, señalaron representantes de 30 colectivos sociales, en la plaza Lina Ron en Caracas, donde tildaron a la oposición de “apátrida, entreguista y traidora”.

En un comunicado, en el cual critican a la Conferencia Episcopal y emplazan al Gobierno a actuar ante El Vaticano para evitar la injerencia, aconsejan: “No caer en provocaciones o dejarse confundir. Hay que conservar la disciplina revolucionaria. Exhortamos a la oposición consciente a no dejarse manipular por la MUD”.

El plan del oficialismo es abrir un debate sobre el artículo 231 que le permitiría a Chávez juramentarse para el período 2013-2019 cuando él lo decida. “El vicepresidente se encarga por tres meses en ausencia del Presidente electo, siendo esta prorrogable por tres meses más”, señala un documento interno que envió la coordinación de los Círculos Bolivarianos-Carabobo a sus integrantes. En otras palabras, el propósito sería que Maduro gobierne por seis meses, tiempo en el cual esperan que Chávez se recupere y pueda incorporarse. “No crean que el Presidente no pueda estar”, dijo el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, en Unión Radio, ante el escenario de nuevas elecciones por una eventual desaparición física del mandatario.

El secretario general de Tupamaros, José Pinto, calculó que Maduro estará al frente del Gobierno “hasta que el Presidente se cure. Él vendrá pronto”. Sin embargo, no se atrevió a fijar un lapso de la ausencia. “¿Chavismo sin Chávez? No. No está planteado. El chavismo se fortalece. Arrancar a Chávez del corazón de los venezolanos es difícil”.

Tupas convocó a un secretariado nacional entre el 26 y 27 de enero en Vargas, en el que analizarán la situación política y definirán la escogencia de los candidatos a alcaldías. Pinto indicó que hoy visitarán los estados para ganar adeptos a la postura de la “continuidad administrativa” del Gobierno.

Maduro fue a Cuba

El vicepresidente Nicolás Maduro viajó ayer a La Habana, con el propósito de visitar a Hugo Chávez, convaleciente desde hace un mes. El ministro de Electricidad, Héctor Navarro, se desempeñará como vicepresidente encargado mientras Maduro esté en Cuba.

“Visitaré la familia (presidencial); me reuniré con el equipo médico y con el Presidente para entregarle las buenas nuevas de un pueblo que hace revolución con disciplina y entusiasmo”, afirmó Maduro en una reunión que evaluó las metas de la Misión Vivienda.

Durante la permanencia en La Habana cumplirá “un conjunto de actividades” y no descartó verse con los presidentes de Argentina, Cristina Fernández (“una hermana de batalla, de lucha”, la bautizó), y de Perú, Ollanta Humala (“compañero de lucha de Chávez”).

Maduro sostuvo que enero se ha estado caracterizando por la preocupación por la salud de Chávez. “En su vida Chávez representa la práctica más estricta de la disciplina cristiana, 'crística', como dice el comandante. Es un ser desprendido de lo material, de las riquezas y ambiciones personalistas”, señaló el vicepresidente, quien elogió el trabajo de José Vielma Mora en Táchira por supervisar de manera imprevista obras en hospitales y haber designado un “comandante honesto” en la policía regional.