• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Bases chavistas aseguran que Gobierno de Calle es “pote de humo”

Maduro lanzó el programa el 25 de abril de 2013 | Prensa Miraflores

Maduro lanzó el programa el 25 de abril de 2013 | Prensa Miraflores

En el Ejecutivo no hay claridad sobre los fondos aprobados. Consejos comunales en Los Magallanes de Catia han presentado 17 proyectos, pero siguen sin respuesta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 25 de abril de 2013 el presidente Nicolás Maduro lanzó el Gobierno de Calle, programa cuyo objetivo, como señaló ese día, es que el Ejecutivo, gobernadores y alcaldes bolivarianos recorran el país para resolver los problemas de los ciudadanos. El 20 de junio de este año comenzó la nueva fase, pero desde sus inicios se le han hecho observaciones al proyecto: las bases chavistas aseguran que no ven resultados, los gobernadores y alcaldes de oposición han sido discriminados y se ha cuestionado el manejo de los recursos.

Carlos Castillo, miembro de la Sala de Batalla Antonio José de Sucre en Los Magallanes de Catia, dijo que el Gobierno de Calle ha sido “puro pote de humo”. El martes 1° de julio el jefe del Estado visitó la zona como parte del programa.

“Aquí estuvieron el presidente Maduro y su equipo hace días, pero solo para que los vieran en cadena. Al presidente lo engañan. Le dijeron que la cancha de usos múltiples estaba lista, cuando ni siquiera han limpiado el terreno. El pueblo no salió a recibirlo, solo había escoltas, algunas personas de las UBCH y la gente de Jorge Rodríguez”, expresó.

Indicó que en Los Magallanes de Catia los consejos comunales no han recibido recursos del Gobierno de Calle. Su Sala de Batalla ha presentado 17 proyectos de vivienda a las alcaldías, al Gobierno del Distrito Capital y a la Vicepresidencia, pero no han tenido respuesta.

“Puras promesas”. Jorge Rodríguez prometió un estadio, realizar 11 bloques para 522 refugiados, arreglar centros de salud, y no pasa nada”, manifestó.

Daniel Prado, miembro del consejo comunal El Cerrito, en Petare, asegura que, a pesar de que han presentado proyectos desde que comenzó el Gobierno de Calle, no les han entregado recursos. “Ni siquiera hemos tenido una respuesta. El contacto de calle todavía no se ha hecho, por lo menos no con el presidente”, expresó.

Sin embargo, es optimista y confía en que los proyectos se darán a medida que el gobierno conozca de las necesidades de la gente, pues varios funcionarios han pasado por la zona para recoger sus datos.

“Eso lo venía generando el comandante Chávez. Hay que esperar, la gente no está tan motivada porque eso decayó. Cuando estaba Diosdado Cabello de gobernador los recursos sí llegaban”, señaló.

Un integrante de un consejo comunal en Casalta 3, que prefirió reservar su nombre, fue crítico: “Yo al Gobierno de Calle solo lo he visto en televisión. Uno se cansa de esperar que lo ayuden a montar un proyecto. Hay algunos consejos comunales que sí reciben los reales, pero porque conocen a alguien”.  

“Desorden”. En la carta que escribió tras su salida del gobierno, el ex ministro de Planificación Jorge Giordani advirtió que los recursos del Gobierno de Calle se gastan de manera desordenada.

En el Ejecutivo no hay claridad sobre los fondos aprobados: en su memoria y cuenta, en enero de 2014, Maduro dijo que se habían utilizado 171.979 millones de bolívares desde que comenzó el programa, pero el Minci señaló en julio de 2013 que se habían empleado 229.564 millones de bolívares (57.585 millones de bolívares más).

En 2014 no se han dado detalles de los montos y destinos de los recursos. Una forma de precisar hacia dónde va el dinero sería verificar el Presupuesto de la Nación de 2014, pero en sus 1.081 páginas el Gobierno de Calle solo es mencionado 2 veces: en la partida del Ministerio de Educación, para la “creación y dotación de centros tecnológicos”, y en el del Misterio para las Comunas.

La diputada Vestalia Sampedro, de la Comisión de Finanzas de la Asamblea, señaló: “Desde el punto de vista de planificación, el Gobierno de Calle es desastroso, porque la Constitución y la Ley de Planificación establecen las bases para orientar el gasto público. Uno de los problemas más grandes en Venezuela ha sido el desorden fiscal, aumentar gasto público sin que haya una definición del dinero que se percibe y de las metas”.

El especialista en políticas públicas Marino González considera que el desorden en la planificación del gobierno, a pesar de contar con tantos recursos, hace que en lugar de “Gobierno de Calle se deba hablar de gobierno en la calle”.

“La capacidad de gestión pública del gobierno de Venezuela entre 1999 y 2014, en relación con los recursos que ha recibido, es la peor gestión en el mundo de gobierno alguno. No hay gobierno en la faz de la Tierra que sea más incompetente”, dijo.

Añadió que, al comparar a Venezuela con el resto de América Latina, se observa que es el país de menor crecimiento económico (3,5%), de mayor inflación (56,2% en 2013), de mayor pobreza extrema (9,7%) y el peor en cuanto a transparencia en la asignación de recursos.

Entre los objetivos generales del Ministerio de las Comunas está cumplir con el Gobierno de Calle; sin embargo, el presupuesto total de ese despacho (4.186 millones de bolívares) solo representa 2% de lo que se usó en el Gobierno de Calle en 9 meses.

El resto del dinero no entra en la planificación, lo que respalda la idea de Giordani en su carta: “(Gastos) decididos sin estudio previo, improvisados de hecho. La suma de estos gastos no se ha presentado como un todo”.

El Ejecutivo ha hecho actos de Gobierno de Calle en solo 7 estados: Miranda, Zulia, Aragua, Anzoátegui, Vargas, Lara y Bolívar así como en Caracas. En total, han hecho 70 actos, con 21 inauguraciones de obras y 697 compromisos adquiridos. El programa también se utilizó para apoyar candidaturas en elecciones regionales y municipales. Con el Gobierno de Calle, que se apoya en recursos del Estado, se les levantó la mano a 33 candidatos del oficialismo, lo cual viola la Lopre.

Discriminan a la oposición

Los mandatarios regionales y locales de la oposición aseguran que el gobierno discrimina al entregar los recursos del Gobierno de Calle. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, dice que no ha recibido nada del programa: “Gobierno de Calle no hay, eso es pura televisión y hacer creer que recorren las comunidades y atienden sus problemas. Otra mentira más. ¿Por qué no se acercan a una cola y oyen a la gente; eso sí es gobierno de calle, oír al pueblo, atender los graves problemas de servicios públicos”, expresó.

El alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, tampoco ha recibido ayuda del programa: “Hay una evidente discriminación con todos los gobiernos locales o regionales que no formamos parte del PSUV”. El alcalde de Mérida, Carlos García, señaló: “No hemos visto el Gobierno de Calle del que habla el Ejecutivo. Cuando visitan Mérida solo hacen promesas que no cumplen, como la vía alterna del puente Chama; o el mismo teleférico, que cada vez se retrasa más. Vemos un gobierno desconectado completamente de los problemas del país, sin saber qué necesita el ciudadano de a pie”.

Las cifras
9 meses del Gobierno de Calle requirieron 171.979 millones de bolívares, el equivalente a 43% del Presupuesto en 2013 (396.406 millones de bolívares).

5 líneas regirán el trabajo de la nueva fase del Gobierno de Calle: relanzamiento de las misiones, profundización de la ofensiva económica, instalación de los cuadrantes del Plan Patria Segura, inauguración de obras y la construcción de las comunas.