• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"Ministerio del Trabajo prepara lista Tascón sindical"

Froilán Barrios / Leonardo Guzmán

Froilán Barrios / Leonardo Guzmán

El sindicalista y profesor Froilán Barrios respondió a las preguntas del Ping Pong

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Se siente honrado de tener un presidente-obrero?

—(Carcajadas) Le queda grande ese título. Hoy los obreros están peor que ayer.

—¿Le queda grande el de sindicalista?

—Sobre todo porque dejó de serlo; bueno, realmente nunca lo fue, sino un militante de la Liga Socialista.

—¿Y el de Presidente?

—(Carcajadas) El 14A sembró muchas dudas al respecto.

—¿Qué es de la vida de la CTV?

—Ya no es la central que históricamente fue. Hoy es más franquicia que otra cosa; hay que rescatarla para los trabajadores.

—¿Y de Manuel Cova?

–Ni siquiera está desaparecido en acción.

—Y usted, que fue secretario ejecutivo de la CTV, ¿en qué acción anda?

—Pronto organizaremos jornadas nacionales de protesta.

—¿Qué hace su Movimiento Laborista por los desempleados?

—Nuestra propuesta es modificar las políticas económicas del Gobierno; por ejemplo, sustituir la economía de puertos.

—¿Encaja un profesor sindicalista en la UCAB?

—Llevándole la realidad sindical a los muchachos.

—¿Torea la derecha al sindicalismo?

—Siempre que entienda que los trabajadores son vitales para la democracia.

—¿Otro mandatario en la historia que haya amenazado a 900.000 “camaradas” que no votaron por él?

—Sólo en fascismo.

—¿Otra lista, excluida la de Tascón?

—La de Misión Vivienda y el resto.

—¿Existe en la MUD?

—Hay una exclusión de tipo social. Sólo convocan a los partidos tradicionales (Si no me hacías esta pregunta yo te la formulaba).

—¿Se ha sentado en esa mesa?

—Nunca. Les propuse que le dieran una oportunidad al sindicalismo libre para optar por curules en la Asamblea, y nada.

—¿Y Andrés Velásquez y Alfredo Ramos?

—Bien que sean diputados, pero dejaron de ser sindicalistas.

—¿Dónde están los 2 millones de afiliados que tenía la CTV?

—Distribuidos en 7 centrales sindicales y más de 5.000 sindicatos.

—¿Cuántos del Gobierno y cuántos de la oposición?

—Difícil definir la frontera. El Ministerio del Trabajo se ha convertido en una caja negra. Prepara una lista Tascón sindical para disolver el sindicalismo y darle peso a los consejos de trabajadores, que son el brazo político del Gobierno.

—¿Cuántos del PSUV?

—El PSUV es la Central Socialista Bolivariana de Trabajadores… Y eso que cuando Bolívar no existía el sindicalismo.

—¿Lo frívolo del sindicalismo?

—El encuentro de tanta diversidad como la socialdemocracia y el marxismo.

—¿El sindicalismo pícaro?

—El de otrora y el de ahora. Antes hubo un sindicalista que tenía un zoológico en su casa. Ahora tienen inversiones inmobiliarias en Panamá.

—¿Lo saben los obreros?

—Sospechan, sobre todo cuando los ven en camionetas de 3 millones de bolívares.

—¿Y esa apatía?

—La democracia sindical fue desactivada. Ya no hay asambleas, sino mítines oficialistas. Antes era dictadura de los partidos sobre los sindicatos. Ahora es del Estado-Gobierno, que los pervirtió y condicionó al caudillismo.

—¿Otro José Vargas?

—No existe.

—¿El colmo de un sindicalista?

—Discutir un contrato colectivo en su casa.

—¿Cree el soberano hoy en el sindicalismo?

—No. Antes debe vencer antivalores como el ausentismo y el sicariato sindical.

—¿Lo han amenazado?

—No. Ni vendo ni trafico con empleos.

—¿El poder real del sindicalismo?

—Tener la facultad de llegar a un acuerdo con los patronos que beneficie realmente a los trabajadores.

—Pareciera que las milicias están suplantando a los trabajadores…

—No lo dudo. Hasta reparten la comida en los automercados.

—¿Se ha reunido con Wills Rangel?

—Sí, y llegamos a la conclusión de que al sindicalismo hay que refundarlo.

—¿Dependerá de ustedes la conciliación?

—Si partimos de que el sindicalismo debe ser autónomo del Gobierno, los partidos y los patronos.

—¿Están hoy más unidos los sindicatos y Fedecámaras?

—Hay una proximidad de diálogo bipartito. Peor ahora que es unipartita.

—¿Extraña la tripartita?

—¡Claro! Se demonizó. Era realmente un método de diálogo.

—¿Lo inconsistente sindical?

—La falta de perseverancia en rescatar la libertad sindical perdida.

—¿Un líder?

—Hay decenas de ellos, anónimos, luchando en las calles.

¿Influirá el sindicalismo libre en los resultados del 8D?

—No directamente, aunque no hay salario que aguante esta inflación.

—¿Y el oficialista?

—Está muy descontento.

—¿Otro “obrero” para la Presidencia?

—Pasarán muchas lunas.

—¿Sindicalistas al poder?

—No sería mala la experiencia, como la de alcaldes sindicalistas en Francia y España.

—¿Se indignarán los obreros venezolanos?

—El país se dirige al día de la ira, a la usanza de la Primavera Árabe.

—Aparte de Sidor, ¿la próxima “rebelión en la granja”?

—Está por darse, pues no existe una lógica entre la cesta básica y el salario.

—¿Qué pasaría en Venezuela si se constituyese el sindicalismo miliciano?

—(Carcajadas) No hay oportunidad. El militarismo es obediencia condicional, y el sindicalismo es democracia y debate.