• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

PSUV evaluó vida de candidatos con “equipos de inteligencia”

El ex alcalde, Juan Barreto, señaló que el 8D se percibe como un plesbicito y un reto dentro del oficialismo | Foto: William Dumont / El Nacional

El ex alcalde, Juan Barreto, señaló que el 8D se percibe como un plesbicito y un reto dentro del oficialismo | Foto: William Dumont / El Nacional

El coordinador de Redes admitió la existencia de pugnas pero dijo que, a diferencia de antes, no se caía a tiros 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El PSUV contó con “equipos de inteligencia” para determinar si los candidatos contaban con aceptación o eran acusados de corrupción. “El trabajo duró entre 15 y 20 días, dependiendo de la zona y las personas a ser investigadas. Al final, puede decirse que el PSUV hizo una buena evaluación que incluyó encuestas, baremo, la evaluación de las salas de batallas y el trabajo de inteligencia sobre liderazgos, comportamiento en los medios y la percepción de la gente”, reveló el coordinador de Redes, Juan Barreto.

Indicó que durante las reuniones con los 12 partidos del Polo Patriótico se presentaron las conclusiones de las averiguaciones y se expusieron las razones por las cuales uno u otro dirigente del oficialismo debía o no ser abanderado. “Fueron informes precisos, al detalle”, aseguró.

Al igual que el Movimiento Revolucionario Tupamaros, Redes reconoció que en esta oportunidad el PSUV abandonó el sectarismo y aceptó incluir en la lista a las fichas de los aliados. “El principal partido de Gobierno se despojó de 70 puestos en la lista de candidatos a las alcaldías y las asignó al Polo Patriótico, e incluso cambió a 30 alcaldes. Es decir, sacudió sus filas e hizo un esfuerzo por la unidad. A diferencia de otros procesos, se dio un tratamiento de igualdad para ganar. En lugar de 80%, se logró una alianza que ronda 96%, algo que nunca pensamos”, dijo Barreto. Sin embargo, señaló que había “cierta arrogancia” en partidos que sólo tenían 500 votos en un municipio y pretendían abanderarlo, a pesar de que existían otros grupos con 15.000 votos.

“Las diferencias surgieron por la pasión política del debate. Antes en AD, por ejemplo, se caían a tiros, pero ahora es más civilizado la forma de hacer política y, a pesar de los gritos y que hay inconformes como en cualquier fiesta que alguien se queja porque no alcanzaron los tequeños o las bolitas de carne, se logran acuerdos. Un ejemplo fue Alexis Toledo, que se puso a la orden del general Carlos Alcalá Cordones para ganar en Vargas”, dijo.

Al consultársele por qué cedieron en el Polo, respondió que tanto la oposición como el oficialismo asumen el 8D como un plesbicito al Gobierno: “Hay que ganar el mayor número de alcaldías, pero también el mayor número de votos. Hay una confrontación y vemos las municipales como un reto. ¡Vamos a salir con herramientas legales, materiales y política a ganar!”.

¿Ventas de partidos?

“Redes vendió la tarjeta. A cambio de retirar sus candidatos, se le dio el cargo de viceministro en Ministerio de Comunas”, denunció Carlos Castillo, dirigente del PSUV-Catia y candidato a concejal por ORA en Libertador, que sostiene que por ello el colectivo Alexis Vive y La Piedrita quedaron sin abanderados.

Juan Barreto negó la especie: “Es mentira. Que consignen pruebas en Fiscalía. Pretenden pescar en río revuelto, pero esas cosas nos resbalan”. Informó que Redes apoyará a todos los candidatos del Polo y que a cambio tendrán cuatro abanderados a alcaldías (Mene Mauroa, Falcón; Montalbán, Carabobo; El Hatillo, Miranda; Peña, Yaracuy) y 67 a concejalías principales. El PCV, 9 a alcaldías y PPT, 2 a alcaldías y 114 a ediles.

El Consejo Partidos del Polo tiene pautado reunirse el miércoles para revisar la lista final de candidatos, precisar la instalación del comando de campaña y la presentación de abanderados.