• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ban Ki-moon y secretario de Estado del Vaticano asistirán a Cumbre de las Américas

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon / EFE

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon | Archivo EFE

La vicepresidenta de Panamá, Isabel De Saint Malo dijo que secretarios generales de varios organismos internacionales, como las Naciones Unidas, confirmaron su asistencia como "observadores"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Panamá dijo hoy que los preparativos de la VII Cumbre de las Américas avanzan sin contratiempos, y que han confirmado su asistencia el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

"Todavía nos falta algo de camino por andar, pero estamos listos para recibir a nuestros invitados", afirmó este jueves la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, tras un recorrido junto a periodistas por el centro de convenciones Atlapa, la sede de la Cumbre.

De Saint Malo confirmó que secretarios generales de varios organismos internacionales, entre los que mencionó Naciones Unidas, han confirmado su asistencia como "observadores" a la VII Cumbre de las Américas.

Se espera que Ban Ki-moon y los responsables de organismos como la Comisión Económica para América Latina y el caribe (Cepal), la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros, lleguen a la capital panameña en la semana de la cumbre, que tendrá lugar los próximos 10 y 11 de abril.

De SainT Malo explicó que tanto esos funcionarios como el papa Francisco fueron invitados por iniciativa del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

"El Santo Padre ha delegado en su primer ministro (la invitación a Panamá) para que traiga un mensaje suyo. Tenemos un papa latinoamericano, entonces es oportuno el momento para un mensaje suyo a un espacio de deliberación de las Américas y eso será parte de la inauguración de la Cumbre de las Américas", precisó la vicepresidenta.

Al ser preguntada sobre la posibilidad de que en el marco de la Cumbre se registren protestas, la vicepresidenta señaló que en Panamá se vive "en una democracia y es importante que los sectores que tengan algo que decir lo puedan decir libremente".

Esas expresiones libres "no nos deben preocupar. Lo único que nos debe preocupar es que (...) puedan ser en el marco del respeto, del orden", añadió la también canciller panameña.

Recordó que previo a la Cumbre de las Américas se celebrarán cuatro foros que reunirán a representantes de la sociedad civil, jóvenes, empresarios y rectores universitarios de todos los países, para que discutan los mismos temas que analizarán los presidentes y entreguen sus recomendaciones a los gobiernos.

"Nosotros celebramos la llegada a Panamá de distintos pensamientos, corrientes y estamos seguros que ese esfuerzo de Panamá de servir de país facilitador, que promueve el diálogo, lo que va a hacer es preparar ese marco para que las distintas corrientes puedan en un ambiente de respeto, de altura, tener sus deliberaciones", añadió.

Las cumbres de las Américas, recordó De Sain Malo, "empezaron hace 20 años y hoy en día tenemos una región donde efectivamente hay más diferencias (...) aquí lo importante es que tendremos 34 países (más el anfitrión Panamá) que van a estar sentados alrededor de una misma mesa en nuestro país hablando del reto más importante que tienen las Américas, que es la equidad".

La escalada de tensión de las últimas semanas entre Venezuela y Estados Unidos podría acaparar la atención durante la cumbre de Panamá, que también será el escenario para seguir consolidando el acercamiento entre La Habana y Washington iniciado meses atrás.

A la cita continental han confirmado su asistencia los gobiernos de los 35 países de la región, entre ellos Cuba y Estados Unidos, lo que le confiere un carácter "histórico", sostuvo la canciller panameña.

El tema central de la cumbre es "Prosperidad con equidad", los desafíos de la cooperación en las Américas, y la reunión girará sobre los ejes de salud, educación, medioambiente, energía, seguridad, migración, gobernabilidad democrática y participación ciudadana.

Alrededor de 5.000 agentes policiales estarán encargados de la seguridad de la cumbre.