• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Aveledo sobre el diálogo: La MUD no ha renunciado a nada

El canciller Elías Jaua recibió, junto a Jorge Rodríguez, a Aveledo, Falcón y Barboza | Foto EFE

El canciller Elías Jaua recibió, junto a Jorge Rodríguez, a Aveledo, Falcón y Barboza | Foto EFE

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática admite que se ha hablado con el gobierno, delante los cancilleres de la Unasur, sobre la renovación de los poderes. "Arreglos raros, repartos, no ha habido ni habrá", expresó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Qué opina de quienes, en la Mesa de la Unidad Democrática, no desean participar en la reunión de mañana? ¿Por qué hay que hacerlo?

—Respeto su opinión, pero creo que es equivocada. Hay que hacerlo porque habiendo conseguido las condiciones que buscábamos, no debíamos perder la oportunidad de comunicarnos cara a cara a la vista del país y con testigos internacionales, y de abrir un espacio para que la política procure soluciones. 

—Sin presos políticos libres ni colectivos desarmados para iniciar el diálogo, ¿cedió la MUD lo más importante?

—Esos dos son temas para hablarlos, nunca fueron precondiciones, aunque muy positivo hubiera sido que el gobierno hiciera algunos gestos. No quiso o no pudo. Pero los presos, los exiliados, los maltratados por la justicia son parte irrenunciable de nuestra agenda de lucha; lo mismo que el desarme, internacionalmente verificado, de los grupos paramilitares mal llamados “colectivos”. La MUD no ha renunciado a nada. Esos son temas centrales en nuestra lucha y, por tanto, lo serán del dialogo. 

—¿Qué se planteó sobre la renovación de los poderes públicos? ¿Es cierto que la oposición y el gobierno ya han hablado sobre esto?

—Hemos hablado de eso, delante de los cancilleres y ha habido pronunciamientos públicos al respecto. Que se aplique la Constitución. La base de la paz es la democracia, como decía Rómulo Gallegos “el imperio de las leyes bien cumplidas” y su garantía son poderes públicos al servicio de todos. Por las dudas, para que nadie sea “sorprendido en su mala fe”, arreglos raros, repartos, no ha habido ni habrá. El país podrá ver, en vivo y en directo, cómo es la cosa.