• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

CNE juega a dejar correr lapsos para que Capriles impugne en el TSJ

Fachada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)/Nelson Castro

Fachada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)/Nelson Castro

El 6 de mayo vence el plazo para ejercer recursos contra los resultados de las presidenciales. Esperan hacerlo la próxima semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo Nacional Electoral hará como Poncio Pilatos: se lavará las manos en relación con los resultados de las presidenciales del 14A. De manera intencional han dejado correr el tiempo para iniciar la auditoría que solicitó el Comando Simón Bolívar, con el fin de lograr que coincida con la fecha límite que tiene el ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski para impugnar los resultados ante el Tribunal Supremo de Justicia, informaron fuentes del CNE y abogados consultados.

El 18 de abril, antes de la juramentación del presidente Nicolás Maduro, la titular del árbitro electoral, Tibisay Lucena, aprobó ampliar la verificación ciudadana a 46% de las mesas que no fueron sorteadas el día de la elección.

De acuerdo con el artículo 213 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, un candidato tiene 15 días hábiles para impugnar los resultados a partir de la fecha de realización del acto electoral. Ese plazo vence el 6 de mayo. Por eso, presumen, han demorado la auditoría.

Técnicos y políticos del CSB estudian qué tipo de recurso ejercer y ante cuál organismo. Se da por descontado que la oposición acudirá a la Sala Electoral del TSJ.

El CSB tendría que ejercer el recurso contra los resultados la semana próxima, entre martes y jueves, pues el miércoles es feriado y el TSJ no despacha los viernes. Además, el lunes 6 de mayo vence el plazo y no pueden dejarlo para el último día.

El CNE se comprometió a que el lunes 22 informaría del inicio de la auditoría y los protocolos técnicos para realizarla. El miércoles el organismo no había dicho nada formalmente, salvo declaraciones de los rectores.

El CSB presentó  formalmente cuatro cartas ante el Poder Electoral con los elementos que requería para hacer una auditoría exhaustiva. Pedían tener acceso a los cuadernos de votación, los reportes de incidencia del Sistema de Autenticación Integrado, SAI, mesa por mesa; y el registro por mesa de la clave de desbloqueo de las máquinas de votación realizadas por el presidente de mesa, entre otras.

Las cuatro rectoras fijaron posición verbalmente sobre cómo debe hacerse la auditoría, y han negado que se trate de un recuento. Sólo acceden a la revisión de los comprobantes de votación y las actas de escrutinio.

Pero nunca han respondido formalmente las comunicaciones del CSB. De acuerdo con abogados consultados, que prefirieron no ser citados, eso se conoce como silencio administrativo. Si una institución no rechaza un petitorio formalmente, pero guarda silencio, rechaza de hecho la solicitud.

“El CNE quiere que la oposición recurra a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, y así ellos se desentienden del proceso electoral y no realizan la auditoría”, indicaron las fuentes.

Hay dos caminos para impugnar los resultados: ante el ente comicial y el máximo tribunal del país. De acuerdo con las leyes electorales, si hay irregularidades en el proceso de votación, el interesado puede impugnar ante el árbitro electoral, y eso es, justamente, lo que el CNE quiere evitar.

Aunque el CNE apruebe la auditoría de cotejar acta contra votos, la oposición no lo aceptará y tendrá que recurrir al máximo tribunal.


Emplazados y reunidos

Los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral se reunieron ayer de manera informal para estudiar la respuesta que le darán al ex candidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, quien le dio plazo hasta ayer para informar sobre la auditoría. Capriles hizo énfasis en la necesidad de incluir los cuadernos de votación en la revisión. Al cierre de esta edición, las autoridades electorales continuaban reunidas. La rectora Socorro Hernández dijo esta semana que el lunes 28 se darían los detalles técnicos de la revisión, mientras que la rectora Sandra Oblitas aclaró que el recuento no existía y que el proceso electoral había terminado, y pidió a  la ciudadanía “no hacerse falsas expectativas”.