• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Parlamento claudica en su función legislativa y se la asigna a Nicolás Maduro

Sesión ordinaria de la Asamblea Nacional / José Pacheco

Los oficialistas abucheaban a María Corina Machado y a Julio Borges cuando eran enfocados por las cámaras de ANTV / José Pacheco

Luego de cuatro horas de debate fue sancionado el instrumento y los diputados marcharon a Miraflores, donde Maduro le pondría el Ejecútese 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¡Aprobado por diputados revolucionarios!”, afirmaba sonriente el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, cada vez que secretaria leía los artículos de la Ley Habilitante, que fue sancionada ayer y que le permitirá al presidente Nicolás Maduro legislar por 12 meses en materia económica y penal para enfrentar la “guerra económica” y la corrupción.

El debate comenzó a la 1:00 pm y se caracterizó por palabras obscenas, como “carajo”. Cabello pedía intervenciones cortas para evitar que la oposición alargara el acto y porque fuera estaban militantes del  oficialismo, que esperaban desde las 10:00 am, y quería ir a Miraflores a entregar la legislación que facultará a Maduro con poderes especiales.

La entrega sería en Miraflores, donde Maduro recibiría la legislación; le daría el “ejecútese y publíquese” en Gaceta Oficial. Eso podría ocurrir hoy, pues el presidente quiere que los decretos-ley de Comercio Exterior y de Precios y Costos y Ganancias Justas estén promulgados mañana.

Aunque los diputados de la Mesa de la Unidad Democrática advertían sobre los efectos negativos de la habilitación, el PSUV los obvió. El parlamentario de La Causa R Andrés Velásquez alertó: “La Asamblea claudica la responsabilidad de legislar; es un error”. Su homólogo Rodolfo Hernández aclaró que la habilitante no era retroactiva y que, por tanto, no podrá aplicarse a quienes cometieron delitos en los últimos 15 años”.

William Dávila (AD) preguntó dónde estaba la autonomía del BCV y por qué el PSUV hablaba de soberanía si había entregado el Saime (identificación) a Cuba: “No vamos a permitir que los hijos de Hilter destruyan la democracia e impongan un modelo fracasado. Somos demócratas, revolucionarios que no bajaremos la guardia”.

Cabello instó a los presentes en el palco a dejar hablar a María Corina Machado.

“Nadie nos doblega. Ustedes corrompieron el Poder Judicial. Habilitante es tan ilegítima como usted, Maduro. Hay un poder invencible: la conciencia de los ciudadanos, decente, que no claudicará porque vamos a imponer la democracia y la libertad”, expresó Machado. Señaló que ayer sería un día vergonzoso para el Parlamento y la nación. “Se está sellando el fin de este régimen y de esta pesadilla. En 14 años en el poder han arruinado, perseguido y expropiado. Todo lo que tocan lo arruinan, todo lo que tocan lo corrompen; esto ha generado desempleo, escasez, dolor y miseria en Venezuela. ¿Qué han hecho con este poder? Se han dedicado a enfrentar y dividir a los venezolanos”.

Concentrar poderes. La reacción de Pedro Carreño (PSUV) fue acusarla de preparar un plan contra la economía y el sistema eléctrico: “Usted es indigna. No puede estar allí. De manera infame se sienta con Estados Unidos para llenar de hambre y miseria al pueblo. La derecha se mimetiza. Esta señora es matraquera de la NED, y habla de la lucha anticorrupción. Ellos son hijos de la corrupción. ¿Cómo van a aprobarla? ¡Esos votos jalabolas no los queremos!”.

Carreño trató de impedir que Julio Borges (PJ) hablara, porque lo hizo el suplente. Para ello citó el reglamento. La oposición reclamó ante el presidio de la directiva y Cabello les dijo: “Bajen; no tienen nada que hacer. Aquí está el coordinador de la bancada. Quieren sabotear”. El presidente del Legislativo propuso que Borges hablara para que se oyera cómo defendía a los empresarios. “Es la banca de la usura”, ironizó.

Antes Cabello había ordenado a enfermería: “!Mosca! No le vaya a dar a alguien algo aquí”.  Borges recordó que proyectos de ley de primer empleo, producción nacional y de ticket alimentación fueron presentados al Parlamento, pero los engavetaron. “Quieren habilitante para concentrar poderes. Hace cinco años dijeron que con habilitante resolverían las casas para damnificados y allí están cientos de familias en refugios. Esta crisis la generó Maduro: devaluó moneda; subió la comida. Endeudó al país con los chinos. La crisis tiene nombre: Nicolás Maduro. El 8-D elegiremos entre Cuba y Venezuela”,

Como réplica, Julio Chávez dijo que ayer fue un día de patria: “En esa bancada está un diputado corrupto, Juan Carlos Caldera, y otro usurero, como Miguel Cocchiola. ¡Qué viva Chávez, carajo!”.

Cabello recomendaba: “¡Tranquilo! Hay nervios” y bromeaba diciendo que en enfermería había calmantes.    

Un momento de tensión se vivió cuando un diputado de la oposición acusó a Hernán Núñez de ser un usurero inmobiliario, y éste le hizo seña de golpearlo. “Cuando quieras”, le replicó el opositor.

La duda sobre el voto de Amérigo de Grazia se aclaró cuando el diputado de Bolívar negó que haya sido comprado y manifestó que  votaba contra la habilitante: “Usted, señor presidente del Parlamento, tiene rabo e’ paja. Juega miles en gallera”. Cabello lo retó a presentar pruebas y que, a cambio, él renunciaba. “¡Cobarde! Lo que da pena es ver a trabajador con la oligarquía. No aceptas el reto porque no tienes coraje”.

El espectáculo

Si bien la avenida Universidad junto a la Asamblea Nacional no se llenó de gente en apoyo a la habilitante, un nutrido grupo observó con atención la sesión a través de una pantalla en la esquina del Metrocenter.

La sesión fue un espectáculo que divirtió a ese grupo, que respondió con risas y aplausos cuando el presidente de la AN, Diosdado Cabello, llamó “jalabola” al diputado Amérigo de Grazia y abucheó a más no poder a Julio Borges y a María Corina Machado apenas aparecían en pantalla.

Parecía despertar más interés que se destara una golpiza que la habilitante en sí. Cuando el diputado Juan Carlos Caldera se molestó ante una intervención del oficialismo, un grupo de mujeres gritaba: “¡Qué haya pelea!”. Patricia Rivero, militante del PSUV, calmó a la gente: “No debe haber coñaza; sea lo que sea, somos venezolanos”.

Chávez no fue protagonista. Algunas camisas con sus ojos o afiches con su cara se veían, pero la imagen más repetida, con un afiche en cada poste y su nombre en la mayoría de las franelas, fue la de Jorge Rodríguez, candidato en Libertador.

Otro grupo, menos entusiasta que el primero, acudió a la cita. Se trató de empleados públicos de la Alcaldía de Libertador (principalmente), Cantv, Pdvsa, y Metro, entre otros.

Una mujer de Cantv vio cómo otra se paseaba con una bolsa con papel higiénico. Le preguntó dónde lo compró y se fue a buscar el producto. Cuando el diputado Carlos Ramos lamentó que no se consigue papel, un hombre gritó: “¡Porque lo acaparas!”.

El Dato

El presidente Nicolás Maduro hizo referencia al debate. “Que nadie se deje provocar por los insultos y los gritos de desesperación de los diputados del Capitalismo Usurero. ¡Paz, Trabajo y Victoria!!!”, publicó en  Twitter. Antes de recibir el texto legal informó que haría anuncios importantes anoche.