• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Artistas, intelectuales y estudiantes apoyan el revocatorio

Laureano Márquez dijo que el presidente era un empleado de los venezolanos y si no cumplía con su deber podía ser removido de su cargo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La propuesta de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro comienza a sumar voluntades. Artistas, intelectuales, universitarios y profesionales del área de salud y educativa se reunieron ayer en el Centro Cultural Chacao, en un acto denominado “Revócalo ya”, convocado por la sociedad civil para expresar su apoyo a esa iniciativa. Michelle Giraud, consejera universitaria de la UCV, manifestó que su generación tiene un gran compromiso con la reconstrucción de este país.

“Llegó el momento de iniciar una ruta seria y clara que dependerá de ti y de tu firma”, sentenció.

El historiador Elías Pino dijo que el país se encuentra sumergido en un gran agujero, en el que sus habitantes mantienen la esperanza de que este proceso político termine y comience otro; sin embargo, considera que no basta solo con querer que las cosas cambien, si esas ganas no se reflejan en acciones concretas.

Por la sociedad civil, la luchadora social de Guarenas, Deyanira Tovar, expresó sentirse arrepentida de apoyar el chavismo. “Somos pobres, pero no somos tontos. Este gobierno se burló de nosotros, nos prometió prosperidad y nos trajeron colas”. Instó a sus camaradas a recapacitar.

El humorista Laureano Márquez reclamó sindéresis y compromiso a la oposición para lograr un verdadero cambio en el país, mientras que le exigió al presidente Maduro que cumpla con sus funciones: “Nicolás es un empleado mío y si no cumple con sus funciones yo lo boto”. Señaló que los venezolanos están cansados de la figura del líder mesiánico y clama por un presidente que no sea militar.

La periodista Valentina Quintero criticó el descuido en materia turística por parte del Ejecutivo, denunció una campaña de descrédito contra la isla de Margarita y aseguró que el objetivo era “doblegar” a los propietarios de hoteles y tiendas para que los “enchufados” pudieran comprar esas propiedades para lavar dinero.

“Si Maduro no entendió que pasó el 6 de diciembre, nos toca decirlo más fuerte y es mediante el mecanismo del revocatorio”, añadió el escritor Leonardo Padrón.