• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ameliach: “Hemos sido demasiado blandengues en la aplicación de estatutos”

Francisco Ameliach/ Archivo

Francisco Ameliach/ Archivo

El gobernador de Carabobo señala que lo malinterpretaron cuando planteó la línea y el correo contra “infiltrados”. Sin embargo, dijo que estos mecanismos están activos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicepresidente de organización y asuntos electorales del Partido Socialista Unido de Venezuela, Francisco Ameliach, se lamentó de que la dirección nacional del PSUV no aplique con rigor y contundencia las normas internas contra quienes crean corrientes.

“Hemos sido demasiado flexibles, blandengues, en la aplicación de los estatutos y si algo tenemos que hacer con esta nueva organización es que deben aplicarse los estatutos de forma rigurosa”, dijo.

Aseveró que si el militante no acepta los estatutos, no puede formar parte del PSUV, aunque puede estar en cualquier otro partido o movimiento y respaldar al chavismo: “No puede decir que esté en el Partido Socialista Unido de Venezuela y que pertenece a una corriente diferente que desmienta los principios y las líneas que da su dirección política. Lo dicen los estatutos, no Francisco Ameliach”.

Durante el programa radial Hablando de poder, analizó los estatutos aprobados en el I Congreso Extraordinario del PSUV, recogidos en el Libro Rojo, así como la declaración de principios, las bases programáticas del Partido Socialista Unido de Venezuela.

“Hay unos camaradas que dicen que son del PSUV y nunca se han registrado en el partido. ¿Cuáles son las intenciones de estos compatriotas? ¿Es la crítica sana o tienen una intención de dividir, buscar la desunión entre las fuerzas revolucionarias? Todo indica que es lo último”, señaló.

Citó el artículo número 7 de los estatutos del PSUV sobre la obligación a acatar las normas: “Es militante del Partido Socialista Unido de Venezuela toda persona mayor de 15 años que voluntariamente se inscriba en el partido y sea admitida por la institución correspondiente, que acepte y asuma los estatutos, la declaración de principios y el programa del partido”. Por ello, alertó: “Quien no asuma y acepte los estatutos, la declaración de principios y el programa del partido, no es militante del partido”.

Ameliach se refirió al artículo 4 de los estatutos, que trata de los principios organizativos: “El Partido Socialista Unido de Venezuela debe organizarse y funcionar conforme a los principios de la democracia socialista, a saber: cohesión política ideológica y centralismo democrático. El centralismo democrático se entiende como la subordinación del conjunto de la organización a la dirección, la subordinación de todos los militantes a sus organismos; la subordinación de los organismos inferiores a los superiores; la subordinación de la minoría a la mayoría, el control del cumplimiento de las decisiones del partido, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba; el carácter electivo de todos los órganos de dirección y el principio de dirección colectiva, fundamentados todos en la disciplina consciente, con base en la línea política, al programa y los estatutos que rigen  la vida del partido”.

La militancia del PSUV está obligada, según Ameliach, por el reglamento, artículo 9, “a cumplir con los siguientes deberes: numeral 2, con los valores éticos, morales, formación, autoformación, disciplina, solidaridad y amor revolucionario, y acatar y cumplir los lineamientos e instrucciones emanadas de las distintas instancias de dirección del partido”.

Ameliach indicó que el código de ética, en el  artículo 39, regula la conducta de los militantes. En el numeral 1: “Todo y toda militante del partido se compromete abstenerse a dar declaraciones públicas en contra de dirigentes o del partido que puedan servir para debilitar al mismo, al proceso y sus instituciones. Las pruebas se presentarán en las instancias internas del partido, las cuales tomarán las decisiones correspondientes”.

Agregó que el mismo artículo 39, numeral 2, dice que los militantes deben aceptar y acatar los lineamentos  e instrucciones de las instancias de dirección. Y sobre las sanciones, dijo que el artículo 35 de los estatutos da atribuciones al tribunal disciplinario para procesar “de oficio o por solicitud de un militante, mediante pruebas preliminares la solicitud” de investigación. “Cualquier militante que tenga conocimiento que otro militante está infringiendo o no está cumpliendo con los estatutos tiene que denunciarlo. Está obligado por los estatutos. Claro está, que debe fundamentar la denuncia”, explicó.

El artículo número 36 consagra: “El o la militante que infrinja cualquiera de los postulados establecidos en el presente estatuto y de acuerdo con la gravedad de la falta se le podrán imponer sanciones de amonestación, suspensión y expulsión”.

Acerca de la expulsión apuntó que se aplicará cuando el militante incurra en las siguientes faltas graves: “Se presente como candidato a una organización distinta al partido, contravenga públicamente las políticas del gobierno revolucionario o los lineamientos de la dirección política nacional, cuando su actuación contravenga o ponga en peligro un espacio ganado por la revolución o se la haya suspendido en dos oportunidades”.

Aunque alegó que fue malinterpretado, Ameliach ordenó a militantes del PSUV que tengan conocimiento y pruebas de compatriotas que no estén cumpliendo con los estatutos, generando desunión y división, a denunciarlos a través de un mensaje de texto al número telefónico (0416)9425792 o por vía electrónica al correo denunciainfiltradospsuv@gmail.com.

“No hay corrientes”. En el programa negó la existencia de corrientes en el PSUV y advirtió que la militancia debe aceptar y acatar la declaración de principios, estatutos y bases programáticas.

Ameliach dijo que lo malinterpretaron la semana pasada cuando pidió aplicar los estatutos del partido: “Dentro de la Revolución Bolivariana y el chavismo hay diferentes corrientes sociales. Incluso dentro del Polo Patriótico hay diferentes partidos, con declaración de principios con diferentes visiones, pero dentro del PSUV no hay corrientes, porque el partido tiene unos principios, unos estatutos y bases programáticas que el militante acepta”.

“Aquí se señala que no hay corriente de pensamiento, pero hay una sola que es el chavismo, así que si una persona no asume los principios organizativos que establecen el artículo número 4, no puede ser militante del partido. Lo dicen los estatutos no yo. ¡Más claro no canta un gallo!”.

Adujo que Hugo Chávez en 2010 dio un lineamento claro: “Mantener la unidad como el más grande pilar para que no se repita la tragedia (la traición) y se mantenga la marcha de la revolución bolivariana en el país”.

“Cualquier compatriota que esté reuniéndose con las UBCH para fomentar la desunión y la división no puede pertenecer al PSUV, ni si quiera al chavismo porque es una contradicción. Podría formar parte de otro movimiento, pero no del PSUV. Estoy en conocimiento de que aquí en Carabobo hay compatriotas —es más, tengo las pruebas, tengo audios— que están reuniéndose por allí con las UBCH, creando la desunión e infringiendo los estatutos”.

Elecciones 23 noviembre. La vicepresidencia de organización y asuntos electorales del PSUV invitó a toda la militancia a participar en la elección de los 3. 988 jefes de círculos de lucha popular y del buen vivir el 23 de noviembre.

Informó que en Carabobo se elegirán 201 jefes de círculos y que cada cuatro centros electorales estarán nucleados en uno, por lo cual la militancia puede verificar su centro de votación, enviando un mensaje de texto con el número de cédula de identidad al 2406 o a través de la página web del partido www.psuv.org.ve