• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Amazonas cumple seis meses borrada del mapa

Se espera que hoy los parlamentarios soliciten su reincorporación | Ilustración: Lemus

Se espera que hoy los parlamentarios soliciten su reincorporación | Ilustración: Lemus

Los amazonenses siguen pagando tributos al Estado central y se mantienen sobre el territorio venezolano, pero no tienen representantes en el Parlamento. Diputados electos están descontentos con la fracción de la MUD; se espera que hoy soliciten su reincorporación formalmente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No taxation without representation” (no hay tributación sin representación) fue el lema que desató en Estados Unidos la revolución y terminó por romper sus vínculos con la corona británica en el siglo XVIII. La queja fundamental de los colonos era que si no tenían diputados en el Parlamento británico, las leyes allí aprobadas no podían serles aplicadas.

Sin llegar a esos extremos se puede hacer una analogía con la situación que viven los habitantes de Amazonas, que desde el 13 de enero de este año y por primera vez en su historia, pagan tributos al Seniat, pero no tienen representantes en el Parlamento.

El 30 de diciembre de 2015, la magistrada de la Sala Electoral, Indira Alfonzo, respondió a una impugnación de los resultados presentada por el PSUV con una inédita medida cautelar: suspender los efectos de la elección de los 3 diputados de Amazonas y el representante indígena del sur. El dictamen crea un vacío de poder y lesiona el principio constitucional de Estado federado. En la práctica, desde el 13 de enero, cuando los tres diputados de la oposición (Nirma Guarulla, Julio Ygarza y Romel Guzamana) se desincorporaron de la cámara, Amazonas está borrado del mapa de Venezuela.

En ello coinciden el constitucionalista especialista en sistema federal de gobierno, Gustavo Linares Benzo; el gobernador de Amazonas, Liborio Guarulla; el economista y diputado José Guerra; la subjefe de la fracción parlamentaria de la MUD, Mariela Magallanes, y el diputado desincorporado por Amazonas, Romel Guzamana. Incluso el subjefe de la fracción del PSUV en la AN, Víctor Clark, admitió que debe subsanarse el hecho de haber dejado a Amazonas sin representación.

Contra natura. Linares Benzo enfatizó en el origen del problema: “Nunca una medida cautelar había consistido en suspender la toma de posesión del cargo del ganador, porque eso crea un vacío de cargo, algo siempre indeseable para los sistemas de gobierno. Es como que se suspenda la toma de posesión del presidente porque alguien impugnó el resultado. Eso no existe”.

No dudó en afirmar que el fallo golpeó a la federación de forma peligrosa: “El Tribunal Supremo de Justicia estaría provocando prácticamente una secesión de Amazonas, algo contra natura, pues ningún Estado insta a sus estados federados a irse de la federación. La decisión del TSJ es casi como si se hubiese expulsado a Amazonas de Venezuela. Amazonas quedó arropada por la representación de los demás estados”.

Magallanes, por su parte, no descarta que en la falta de una decisión que determine si hay que hacer una nueva elección (la medida cautelar debió extinguirse a los 90 días y ya va por 180) haya un trasfondo político y geopolítico: “Político, porque nos intentaron quitar la mayoría de dos tercios que el pueblo nos dio. Y geopolítico, porque al gobierno no le conviene tener representación legislativa de Amazonas, para hacer lo que quiera. Ya lo estamos viendo: su economía está sustituida por el contrabando de extracción y el tráfico de minerales, donde los militares desempeñan un papel importante, pues controlan esas actividades. Nuestros connacionales de Amazonas están sometidos a la inseguridad de la guerrilla y de los paramilitares, y además a los militares de nuestra FANB, a quienes deben comprarles los alimentos”.

Guarulla sostuvo que la entidad que gobierna fue borrada del mapa: “Al ser federación estamos aliados, no somos subalternos y deben tratarnos de la misma manera. Veinte pueblos indígenas y los habitantes de todo el estado tenemos problemas graves. Para nosotros, tener a nuestros diputados significa que nuestros problemas serán planteados ante el país. Problemas como la conservación de la selva y de las culturas, la defensa de 184.000 km² de territorio invadido de narcotráfico y contrabando bajo la mirada de la fuerza armada”.

Guzamana apuntó: “No somos 23 estados y un Distrito Capital, son 22. Venezuela es un Estado no federal, ya que ha violado todas las normas de una federación”.

Insólito. Linares Benzo advirtió que los habitantes de Amazonas pagan impuestos a un Estado que no les permite tener una voz que los represente. “Eso va contra el principio de no tributación sin representación y lesiona, más que al estado Amazonas, a sus habitantes que son los que pagan el IVA y el ISRL”.

Guerra coincidió. Considera que luego del tiempo transcurrido es momento de generar un debate público sobre el asunto: “La gente de Amazonas está pagando impuestos para mantener un gobierno que le quitó sus representantes. Es algo insólito. En este caso no es contra el gobernador ni contra los diputados suspendidos, sino contra el pueblo de Amazonas. Parte del mantenimiento del Estado es mantener al Parlamento, ¿cómo es que vas a contribuir con los impuestos, pero no tienes quien te represente en el Congreso? El gobernador podría motivar un debate sobre si vale la pena seguir pagando impuestos en estas circunstancias”.

Hasta el PSUV. En la elección del 6 de diciembre de 2015, el PSUV obtuvo un representante por Amazonas, Miguel Rodríguez, quien por decisión propia ni siquiera se juramentó ante la plenaria como lo hicieron sus otros homólogos de la oposición.

Victor Clark, por su parte, no está conforme con la dilación de los poderes Judicial y Electoral en resolver esta causa. “Somos partidarios de que se hagan las gestiones correspondientes para que Amazonas tenga su representación. Ellos tienen derecho de tener sus diputados como todos los estados. Hay que exigir su reincorporación a través de un pronunciamiento definitivo que tiene que hacer la Sala Electoral”, dijo.

Aclaró que en la solicitud de impugnación pidieron que se resguardara la representación: “Cuando presentamos el recurso exigimos dos cosas: que se cumpliera la ley y el ordenamiento electoral y que se garantizara la representación genuina del pueblo de Amazonas”.

Admite que ha habido dilación y él mismo dice no entender por qué: “A lo mejor porque es un hecho inédito. Dejar sin efecto un resultado, convocar y determinar las razones de fondo que puedan motivar la convocatoria definitiva a una nueva elección, creo que en este caso ese es el punto de mayor demora. Esperamos en los próximos días ver la respuesta definitiva de la sala al recurso que presentaron nuestros candidatos”.

Cuando se le preguntó el porqué de la dilación en decidir, si según el PSUV existen pruebas de ilícitos electorales, respondió: “La misma pregunta nos hacemos nosotros. Todo indica que si elementos que se sustanciaron determinan que gran parte de la jornada está viciada, lo mejor es la convocatoria a una nueva elección. La decisión es de la Sala y del Consejo Nacional Electoral, no de los agraviados”.