• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Vivas: Ejerceré mi derecho a la defensa

La familia del general Vivas se declaró en rebeldía y no permitirán que se entregue / William Dumont

La familia del general Vivas se declaró en rebeldía y no permitirán que se entregue / William Dumont

Los abogados del militar señalaron que el oficial de la Dgcim presentó una orden de detención sin firma y sin sellos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana y una delegación de la Dirección de Contrainteligencia Militar no pudieron arrestar ayer al general retirado Ángel Vivas, quien armado con una metralleta y dos pistolas retó al gobierno de Nicolás Maduro. La orden de aprehensión fue dada por el jefe del Estado después de que el militar escribió en su cuenta de Twitter, @Gral_Vivas_P, cómo repeler ataques de paramilitares y policías.

La GNB no pudo localizar la casa en la urbanización Prados del Este, adonde sí llegó la comisión de contrainteligencia, que estuvo al frente de la quinta por más de dos horas.

Los vecinos reaccionaron al intento de arresto, gritaron consignas, tocaron cacerolas y colocaron barricadas en la avenida El Paseo, lo que obligó a los cuerpos de seguridad a marcharse.

“La dictadura genocida y traidora a la patria me dejó incomunicado para luego atacar mi casa, por lo que haré uso de mi derecho a la legítima defensa”, afirmó Vivas, en posición de firme, con el dedo en el gatillo, mientras su familia lo observaba desde las ventanas.

En la quinta Blanquisal permanecen la esposa del oficial retirado y sus dos hijas. “¡No entrarán!”, gritó la mujer. El militar citó la letra del himno del Ejército para justificar su posición: “¡No acepto ser preso! El gobierno entregó la patria al Estado sanguinario de los Castro, enemigos de todos los venezolanos, y ordenaron asesinarnos por lo que, en mi condición de militar, expliqué a la gente cómo defenderse. Si me entrego sería reconocer una autoridad ilegítima y al invasor cubano”.

Los abogados de Vivas, Mercedes Contreras y José María Zaa, señalaron que el oficial de la Dirección de Contrainteligencia Militar presentó una orden de detención sin firma y sin sellos. “¡Es una violación de la Constitución!”, alegó Contreras. Zaa indicó que debió citarse al general retirado, no intentar apresarlo por la fuerza.