• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro: Tenemos identificados a periódicos y televisoras golpistas

Dirigentes políticos de varios países de la región atendieron la invitación del gobierno de Maduro | Captura VTV

Dirigentes políticos de varios países de la región atendieron la invitación del gobierno de Maduro | Captura VTV

Miraflores conmemoró 40 años del golpe militar contra Salvador Allende, sin representación del Gobierno de Chile

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro reiteró ayer la tesis de que se una conspiración de gran magnitud en desarrollo contra su gobierno, orquestada por factores internos y externos. Aseguró que el plan “es aún peor que el que aplicaron a Chávez”.

En un discurso con motivo de la conmemoración de los 40 años del derrocamiento del presidente de Chile Salvador Allende, Maduro comparó el acecho al que afirma está sometido su gobierno con el que vivió Allende en 1973, previo al golpe militar que lo sacó del poder y provocó su muerte.

“Nosotros tenemos muy bien identificados a los periódicos que hacen las veces de El Mercurio aquí. Todo el mundo sabe cómo se llaman los periódicos del golpismo en Venezuela. Uno de ellos se llama ¡El Nacional!”, exclamó a coro con los asistentes a la concentración frente a Miraflores.

“Todo el mundo sabe cuáles son las televisoras golpistas que no descansan. Todo el mundo sabe quiénes son los jefes de la derecha conspiradora y golpista en Venezuela”, agregó en cadena de radio y TV.

Paralelismos. Mientras el mandatario establecía paralelismos entre Allende y Chávez, en una pantalla gigante colocada detrás de la tarima se reproducían, entremezcladas, varias imágenes: Augusto Pinochet y la represión contra la sociedad civil chilena dirigida por su régimen; Henrique Capriles en ruedas de prensa del 14 y 15 de abril; Pedro Carmona Estanga, juramentándose en Miraflores en abril de 2002; la PM disparando hacia Puente Llaguno el 11-A y la violencia postelectoral de abril de este año en Venezuela.

“¿Qué pasaría si en 2002 o en 2003 se hubiera consolidado el gobierno de Carmona? ¿Cuántos jóvenes venezolanos hubieran padecido la tortura y la desaparición forzosa? ¿Dónde estarían los pensionados? ¿Qué pasaría con los planes de vivienda? ¿Qué pasaría con la libertad de expresión?”, dijo a los presentes que le respondían a coro: “¡No volverán!” y “¡Si salen como el 11 saldremos como el 13!”.

El jefe del Estado no se refirió a los más de 120.000 venezolanos muertos desde 1999, víctimas del hampa, ni a las decenas de radios y televisoras cerradas o multadas desde entonces, ni a la inflación de más de 30% que se acumula desde que asumió el Gobierno en diciembre de 2012.

Poder y amor. El Presidente llamó a los asistentes a no confiarse en que el poder político esté asegurado. “Nadie puede creer que la revolución es irreversible. Ahora es cuando comienza. Cada vez más nuestras academias militares tienen que formar oficiales socialistas, antimperialistas, revolucionarios, chavistas, bolivarianos”.

Maduro aseguró que los militares venezolanos no se prestarán, como los chilenos de los años 70, para un golpe de Estado. “La derecha sabe que en Venezuela no encontrará un Pinochet porque la FANB ama a Chávez y a Bolívar por encima de cualquier cosa”. Aseguró que los militares venezolanos están para defender y garantizar la revolución y la paz.

Ratificó tener conocimiento de una reunión ocurrida en la Casa Blanca a finales de julio, en la que dirigentes oposición “se repartieron tareas” para desestabilizar el país. Al respecto acotó: “Todo tiene un límite, deben saberlo. No somos chantajeables ni presionables por nadie. Yo no voy a permitir que la derecha vuelva a embochinchar a la patria”.

Sin Chile. El acto inaugural del Primer Encuentro Internacional Antifascista. 40 Años del Golpe en Chile, que se lleva a cabo hasta el domingo, contó con la asistencia de dirigentes políticos de varios países de la región, pero no del Gobierno de Chile. Así lo confirmó a El Nacional el embajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton: "Del Gobierno no, pero sí hay familiares de las víctimas".

De Chile vinieron representantes del Frente Salvador Allende, un nieto del presidente derrocado y un escritor; además estuvieron diputados del Partido Socialista de Brasil, integrantes del Frente Amplio de Uruguay y miembros de la Izquierda Unida de España. También asistió la ex canciller de Honduras Patricia Rodas. El único representante de gobierno fue el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García.

En todas las actividades participaron ministros, diputados, gobernadores y candidatos a alcaldías. Llamó la atención la ausencia del primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello.