• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Alianza por la libertad de expresión rechaza demanda contra medios independientes

"Con el acecho a El Nacional, Tal Cual y La Patilla, más la falta de papel, la libertad de expresión en Venezuela entra en etapa terminal", dice el Periodista Leopoldo Castillo, @elcitizen Foto: Archivo

"Con el acecho a El Nacional, Tal Cual y La Patilla, más la falta de papel, la libertad de expresión en Venezuela entra en etapa terminal", dice el Periodista Leopoldo Castillo, @elcitizen Foto: Archivo

A través de un comunicado exhorta que terminar con la violación al “derecho a la información”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Alianza para la Libertad de Expresión de Venezuela manifiesta su profundo rechazo a la demanda por difamación del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, contra los medios nacionales ante la reproducción de una noticia emitida por un medio internacional.

El comunicado afirma que se trata de un "abuso de posición dominante" contra informadores que ejercen su libertad de expresión, y que según la jurisprudencia internacional, la reproducción de las noticias no constituye delito.

Comunicado de la Alianza para la libertad de expresión

El capitán Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional y primer Vice-presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, en el poder, ha demandado por difamación a 22 representantes de tres de los medios locales que reprodujeron una información exterior que lo concernía. También ha obtenido manu militari se les prohíba salir del país.

Este nuevo abuso de posición dominante contra informadores que con civilismo y coraje ejercen su libertad de expresión y contra informados con precisos derechos de acceso a la noticia, se inscribe en la escalada del régimen hacia la hegemonía en comunicaciones, y constituye una violación más de aquel “derecho a la información” que el art. 337 de la Constitución garantiza aún en estados de excepción.

La intención política del demandante es evidentemente oportunista y facciosa por cuanto éste no la ejerció – como estaba en su derecho – contra el periódico extranjero que originó la información, sino específicamente contra tres de las decenas de medios que se limitaron a reproducirla, cuando la reproducción - según la jurisprudencia internacional - no constituye delito.

Su propósito fue volver a castigar duramente a medios nacionales que no se han doblegado al pensamiento único del régimen, y obtener un efecto-demostración generalizado que incremente los ya elevados y lamentables niveles de autocensura.

Altos personeros del régimen nos han recordado además en estos días la discrecional y dictatorial  doctrina  de que todo lo que a su juicio atente “contra la patria” será duramente castigado, reconfirmado su propósito de yugular definitivamente  las voces libres del país.

La Alianza por la Libertad de Expresión rechaza con fuerza y denuncia ante la opinión pública nacional e internacional este nuevo atropello cuyo efecto cumulativo amenaza la supervivencia de una información libre y plural garantizada por el Art. 58 de la Constitución, e insta a todos quienes dispongan de algún poder de emisión a que sigan ejerciendo con perseverancia y coraje su libertad de expresarse por todos los medios posibles.