• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Aliados del PSUV exigen revisar y discutir las 23 candidaturas regionales

Florencio Porras discrepa de la cúpula del PSUV, que se niega a reconocer su liderazgo en el estado andino / Archivo

Florencio Porras recorre el estado Mérida. Ya ha visitado 17 municipios y en ellos ha creado comandos de campaña / Archivo

“Hay que debatir por qué Chávez rechaza a Porras y por qué no podemos ir con Ramírez”, dijo Tupamaros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los aliados del Gobierno guardan una llamada para reunirse con la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela en las próximas horas. Consideran que todas las candidaturas deben revisarse. Concretamente rechazan las críticas contra Florencio Porras y advierten que Francisco Rangel Gómez causa molestias en Bolívar.

El Partido Comunista de Venezuela, Tupamaros y el Movimiento Electoral del Pueblo mantienen el apoyo a Porras en Mérida, a pesar de que Hugo Chávez censuró a su ex compañero del 4-F por no ser de izquierda, ni socialista, ni revolucionario.

Porras no detuvo su campaña y ayer, por ejemplo, recorrió municipios en un intento por explicar por qué el oficialismo perdería el estado andino si el PSUV insiste en seguir con el diputado Alexis Ramírez como abanderado.

Exigen debate

El secretario de organización de Tupas, Hipólito Abreu, informó que el partido efectuará un secretariado nacional para evaluar las 23 candidaturas el próximo sábado en Caracas. En forma especial, evaluarán el caso de Mérida y fijarán las metas de 2013. “Hay que debatir por qué Chávez rechaza a Porras, pero también por qué no podemos ir con Ramírez. Entendemos que el Presidente criticara al ex gobernador dentro de una ‘lógica electoral’; lo considera adversario de la propuesta del PSUV. Es una forma de expresar las contradicciones en el proceso. El debate es importante para precisar por qué bajó el apoyo en Mérida a la revolución y cuál debe ser la opción que puede garantizar el triunfo. No hay división en el Polo Patriótico, ni debe convertirse en un problema, pues es parte de las contradicciones”, dijo Abreu.

El secretario general del MEP, Wilmer Nolasco, negó que cambien en Mérida: “Porras es una persona con convicción revolucionaria, que mantiene el compromiso del 4-F y el objetivo de construir la Venezuela socialista. Chávez debatió con Francisco Arias Cárdenas, como hizo el lunes pasado con Porras, y vemos cómo ahora es candidato y futuro gobernado del Zulia. Arias estuvo con la oposición, Porras no. Respetamos la posición de Chávez y del PSUV, pero pedimos que se respete la nuestra y a Porras”.

Apoyo a militar retirado Los aliados cuentan con abanderados propios en Trujillo, Mérida, Portuguesa y Apure (en este último apoyan a un alcalde del PSUV, Leopoldo Estrada). En cambio, Tupas, MEP, Podemos y UPV avalan el lanzamiento del general retirado Henry Rangel Silva en Trujillo, por considerar que fueron oídas las bases. Los Tupas retirarán la candidatura de Edgar Barreto, quien hará campaña por el ex ministro de la Defensa.

“Fue acertado que el PSUV reconsiderara el nombre de Hugo Cabezas, quien no tuvo buen trato con el poder popular. Rangel Silva cala en las bases políticas del MRT y nuestro candidato (Edgar Barreto) declina. Hoy se coloca un nombre, con un perfil diferente, y con él esperamos lograr un consenso”, expresó Hipólito Abreu.

El MEP dijo que aceptaban al ex ministro de la Defensa. “Pedimos revisión en el resto de los estados; ese es el llamado”, instó Nolasco.
Henry Rangel Silva colgó el uniforme militar y vistió una franela roja para inscribirse ayer ante la Junta Regional Electoral de Trujillo, en compañía de las autoridades del PSUV Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez. “Ganar en Trujillo es pan comido”, afirmó el militar retirado.

“No les fallare y daré todo por sacar a Trujillo adelante. Todo lo que les prometa lo pienso cumplir”, expresó, al tiempo que ofreció centrarse en la agricultura y la seguridad.

En su discurso reiteró: “Hoy vengo a asumir ante el pueblo que me vio nacer y crecer el compromiso que la patria me exige: dirigir el destino de un pueblo noble, luchador. No vengo a estar en oficina. Vengo a escucharlos y a entregarme a Trujillo”.

Luego de consignar en el CNE y TSJ los resultados de la asamblea que escogió autoridades, Podemos informó que avala las 23 candidaturas del PSUV y de modo especial a Rangel Silva, pues Didalco Bolívar denunció que Ismael García intentó bloquear la inscripción del oficial retirado. Dijo que García no puede impugnar candidaturas de la organización por estar fuera del partido y militar en Avanzada Progresista. “No podemos poner en riesgo una candidatura por divergencia estratégica”, manifestó.

No importa condición. El Consejo Patriótico del Polo se reunió el jueves en la Asamblea Nacional, e hizo un recuento por estado. Coincidieron en que los nombres de Tareck el Aissami y Aristóbulo Istúriz calaron, a pesar de ser “importados”.

La designación de Francisco Ameliach ya fue aceptada luego de que un sector del PSUV-Puerto Cabello abogó por el alcalde Rafael Lacava.

Hipólito Abreu restó importancia a que 12 militares retirados aspiren a las gobernaciones. Se trata de Ramón Carrizales (Apure), Ameliach (Carabobo), Luis Reyes Reyes (Lara), Rangel Silva (Trujillo), José Vielma Mora (Táchira), Ramón Rodríguez Chacín (Guárico), Wilmar Castro Soteldo (Portuguesa), Julio León Heredia (Yaracuy), Carlos Mata Figueroa (Nueva Esparta), Francisco Rangel Gómez (Bolívar), Jorge Luis García Carneiro (Vargas) y Arias Cárdenas (Zulia).

“Ellos son civiles. Tienen la condición de militares retirados y no se comportan como si estuvieran en cuarteles. Mata Figueroa no es así. No existe esa división militaristas y civiles, siempre que entiendan que el fin del proyecto es construir el poder popular y el socialismo”, adujo Abreu.

Descartó que la categoría de “importados” afecte los estados: “Uno no elije dónde nacer, pero sí en dónde luchar. Ellos fueron enviados porque están comprometidos con la revolución. Aragua fue gobernada por un coterráneo y miren lo que pasó. El origen no es garantía de buena gestión, sino la comprensión de la lucha revolucionaria y que se incorpore como uno más”.


El Dato

A propósito de las elecciones regionales, Patria para Todos propone efectuar un debate sobre el Estado comunal. Si bien están concientes de que la Constitución establece las gobernaciones y alcaldías, la secretaria de Organización de PPT, Ilenia Medina, indicó que toda la nueva estructura obligará a replantearse qué hacer con esas instancias.

Porras: Jauría desatada desde el poder

Florencio Porras no quiere pelear con Hugo Chávez, pero seguirá definiéndose como el “candidato revolucionario” que reivindica la crítica. “La jauría se desató desde el poder. ¡Vengan que aquí estoy yo!”, dijo en el municipio Miranda de Mérida, donde juramentó a los equipos políticos que lo acompañarán: Redes, PCV, Vanguardia Bicentenaria Republicana, MEP y Movimiento Tupamaros.

“El PSUV no es propietario de la revolución ni de su militancia. No me la calo. No diga Chávez que le di la espalda a mis ideales. Si vamos a pelear, pelearemos. Me entristece que hayamos llegado a este extremo. Es absurdo: dicen que soy de derecha porque no acepté las negligencias de funcionarios, quienes vestidos de rojo hablan de socialismo, pero hacen lo contrario. Me entristece que la intriga, la mentira, el chisme hagan mella en la percepción que Chávez tiene sobre Florencio Porras”, agregó.

Sostuvo que no estaba empeñado en ser gobernador, sino evitar la derrota de la revolución en el estado andino: “Chávez fue muy duro hacia mí. Desde hace tiempo buscan ponernos a pelear; lo lograron, pero no voy a pelear con Chávez porque lo respeto mucho. Sabíamos que así iba a pasar, con muchísimo respeto por el comandante Chávez, con mi afecto y mi compromiso”.

Exhortó a sus seguidores a organizarse, a no tener miedo y no caer en provocaciones. “Se metieron conmigo, ahora se la van a calar doble”, expresó.

Sobre el candidato Alexis Ramírez y el PSUV aseguró no tener nada en contra, aunque manifestó que traerán “la ayudita Pdvsa y toda la fuerza del Estado para intimidarlo”.