• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Alfredo Romero: “No se puede negociar la dignidad de los venezolanos”

El director ejecutivo de la ONG, Alfredo Romero

El director ejecutivo de la ONG, Alfredo Romero

Aseguró que se repiten esquemas de 2002

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Somos menos ingenuos en muchas cosas y no vamos a permitir que la política sirva para legitimar violaciones a los derechos humanos” añadió

Afirmó que se debe comparar la magnitud de la violación de derechos humanos en sucesos como los de 20002 y los actuales. “Así como se asesinó a Jesús Mohamad Espinoza Capote, de 18 años, con una bala en la cabeza, hace un par de semanas Basil da Costa perdió su vida. Tenemos civiles y uniformados disparando contra venezolanos, contra jóvenes, contra manifestantes, y estos gozan de la quescencia del Gobierno” dijo.

Destacó que a diferencia de 2002, desde febrero hasta abril de 2014 la tortura aparece como mecanismo de castigo a quienes ejercen su derecho a manifestar pacíficamente.

Romero reiteró que el Foro Penal Venezolano es perseverante en la búsqueda de  elementos que puedan servir para procesos judiciales para determinar responsables de violaciones a derechos humanos, torturas, tratos crueles e inhumanos  “Hemos ido a la Fiscalía y por primera vez ha reconocido que existen 87 caso de violación a los derechos humanos, a pesar de que hasta ahora no existen responsables. Sólo hay una persona privada de libertad de más de 70 casos que hemos llevado, pero al menos ha habido reconocimiento para iniciar las averiguaciones pertinentes”, dijo.

Gonzalo Himiob, abogado y también directivo del FPV manifestó que el esquema de represión y de violación a los derechos humanos es el mismo que el del 11 de abril de 2002. “Desde la despersonalización al descalificarlo para luego reprimirlo y justificar cualquier agresión. Eso pasó en el 2002 y está pasando ahora. Cuando a una persona que protesta no lo llamas ciudadano sino fascista, enemigo, terrorista, criminal, le quitas su carácter de ser humano y lo conviertes en un objetivo, en una cosa”, expresó

Himiob reiteró que el gobierno se esfuerza por construir un discurso de los hechos poniendo la violencia donde no está, lo ubica desde los manifestantes para exonerar a los que si son violentos como los paramilitares, cuerpos de seguridad y civiles armados. “El gobierno invierte mucho en construir una narrativa que lo desvincule de cualquier responsabilidad. Pasó en 2002 y sigue pasando", dijo.