• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Alemania devolvió al funcionario iraní el cheque millonario del BCV

Tahmasb Mazaheri, exministro de Finanzas de Irán | AFP | Archivo

Tahmasb Mazaheri, exministro de Finanzas de Irán | AFP | Archivo

El portavoz de la Oficina para Delitos Aduaneros de Colonia argumentó que no se había encontrado indicios para abrir una investigación penal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades aduaneras alemanas decidieron hoy devolver el cheque por valor de unos 54 millones de euros del Banco Central de Venezuela al ex ministro de Finanzas iraní Tahmasb Mazaheri, quien no lo había declarado a su llegada al aeropuerto de Düsseldorf.

"No hemos encontrado ningún indicio para abrir una investigación penal", informó Wolfgang Schmitz, portavoz de la Oficina para Delitos Aduaneros de Colonia (oeste de Alemania).

El cheque, de más de 300 millones de bolívares, fue descubierto en un control rutinario por agentes de aduanas del aeropuerto de Düsseldorf en un bolsillo lateral del equipaje de mano del ciudadano iraní, de 59 años, cuando se disponía a entrar en el país procedente de Turquía.

Previamente había declarado que llevaba una cantidad equivalente a apenas 5.000 euros en distintas monedas.

El hombre, identificado por medios alemanes como ex ministro de Finanzas y ex presidente del Banco Central iraní, dijo posteriormente que el cheque iba destinado a financiar la construcción de 10.000 viviendas en Venezuela con ayuda de Irán.

Las autoridades aduaneras, que tenían un plazo de 30 días para analizar el documento, "no han detectado ninguna infracción de base jurídica", subrayó el portavoz.

No obstante, Mazaheri podría enfrentarse a una sanción económica por cometer un delito administrativo, pues, de acuerdo a las regulaciones aduaneras, toda cantidad superior a los 10.000 euros que se ingrese por cualquier frontera de la Unión Europea -sea en metálico, títulos o cheques- debe ser declarada.

Una infracción de esa norma, en vigor desde 2007 en el contexto de las medidas contra blanqueo de dinero y lucha contra la financiación de las redes terroristas internacionales, puede comportar una sanción de un millón de euros.