• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Código Penal impide juzgar a Capriles por vilipendio

Capriles: Llevaremos caso 14A a instancias internacionales / Prensa Henrique Capriles

Henrique Capriles / Prensa Henrique Capriles

El instrumento indica que ni las ofensas contenidas en escritos jurídicos pueden generar acciones legales, afirmó Oscar Ghersi

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Código Penal prohíbe que una persona sea juzgada por las expresiones que haya incluido en escritos presentados en tribunales, incluso si se trata de ofensas, afirmó Oscar Ghersi, integrante del grupo de abogados que representan a Henrique Capriles Radonski.

“El artículo 447 del Código Penal es claro: ‘No producen acción las ofensas contenidas en los escritos presentados por las partes o sus representantes, o en los discursos pronunciados por ellos en los estrados ante el juez, durante el curso de un juicio”, leyó el abogado.

Ghersi repudió que el Tribunal Supremo de Justicia -además de inadmitir la impugnación contra las elecciones presidenciales e imponer a Capriles el pago de una multa de 100 unidades tributarias- haya ordenado a la Fiscalía investigar al ex candidato, a fin de determinar si incurrió en algún delito por el contenido del referido recurso.

“Para el demandante los diversos órganos que integran el poder público actuaron en colusión para favorecer y asegurar la candidatura de una opción política determinada”, se indica en el fallo dictado el miércoles. En la sentencia los magistrados aseguran que el escrito presentado por Capriles contiene conceptos ofensivos e irrespetuosos, y que el vilipendio político que denigra públicamente a las instituciones del Estado puede tener como fin el debilitamiento de las mismas y el desacato colectivo de sus órdenes.


¿Cuál fue la ofensa? “No quedó claro cuál de los alegatos incluidos en el recurso es el que ofendió a la Sala Constitucional. Hay unos párrafos en los que la sala se manifiesta especialmente ofendida por el hecho de que se denunciara que el TSJ permitió que Nicolás Maduro se postulara a la Presidencia sin haberse separado del cargo. Probablemente de allí viene la supuesta ofensa, pero no está claro”, señaló el Ghersi.

El abogado explicó que el derecho a la defensa está siempre por encima del derecho al honor. Advirtió que si los litigantes tienen que restringirse por temor a que los integrantes del Poder Judicial se sientan ofendidos, entonces nunca se podrían denunciar los abusos del poder público.

Gerardo Fernández, que también integra el grupo de abogados de Capriles, indicó que la crítica a las instituciones del Estado es esencial en las sociedades democráticas. “La critica así sea irrespetuosa contra las autoridades y funcionarios del Estado está protegida por la libertad de expresión, como lo han declarado tanto la Corte Interamericana como la Corte Europea de Derechos Humanos”, dijo.

Fernández aseveró que el TSJ declaró inadmisible el recurso alegando que el escrito fue ofensivo e irrespetuoso,  cuando Capriles pretendía ejercer su derecho constitucional de tener un tribunal imparcial e independiente.

El penalista Alberto Arteaga Sánchez advirtió que el fallo dictado por la Sala Constitucional reivindica los delitos de desacato. “El objetivo es tratar de encuadrar estos hechos en los delitos de ofensa a los altos funcionarios y magistrados, y vilipendio a las instituciones, disposiciones que son incompatibles con la libertad de expresión, según la doctrina y la jurisprudencia de los órganos de derechos humanos y que han debido desaparecer del Código Penal”, indicó.


Si estaban ofendidos debieron inhibirse

Los siete magistrados que suscribieron por unanimidad y en ponencia conjunta el fallo en el que inadmitieron la impugnación contra las elecciones y multaron a Henrique Capriles Radonski incurrieron en contradicciones, según el abogado Oscar Ghersi.

“Alegan que en el recurso había ofensas en contra de ellos, pero si se sentían ofendidos debieron haberse inhibido de decidir”, aseveró.

Ghersi explicó que en julio los magistrados de la Sala Constitucional desecharon las recusaciones interpuestas en su contra, en las que se alegó que no podían decidir sobre las impugnaciones los mismos jueces que habían permitido que Nicolás Maduro se postulara sin separarse del cargo, pero luego fueron nuevamente ellos los que repudiaron que Capriles calificara de parcializada la decisión en la que permitieron que el abanderado del oficialismo fuese candidato estando en Miraflores.

“No se puede ser juez y parte en una misma causa”, dijo.