• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Abogado de Afiuni aseguró que Fiscalía esconde mentiras de Ortega Díaz

José Amalio Graterol señaló que la carta mostrada por la Fiscal General de la República en el Comité de Derechos Humanos de la ONU tiene fecha de noviembre del 2010, mientras que el libro que dio a conocer las torturas y violaciones sufridas por la jueza fue publicado en 2012

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jose Amalio Graterol, abogado de la jueza María Lourdes Afiuni, calificó como una "desfachatada" la carta presentada por la fiscal Luisa Ortega Díaz en la Organización de Naciones Unidas (ONU), documento en el que, según la funcionaria judicial, la presa política afirmó "de puño y letra" que no fue torturada ni violada en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), información que se dio a conocer tras la publicación del libro Afiuni. Presa del comandante.

Explicó que el documento presentado en el organismo internacional tiene fecha de noviembre de 2010, mientras que el libro escrito por Francisco Olivares tiene como edición el año 2012. Además, Graterol dijo que el texto fue escrito por dos fiscales que vieron a Afiuni y aseguraron que estaba en buenas condiciones físicas. "Un abogado no puede determinar eso", añadió.

Luego del audio difundido del discurso emitido por la jueza suspendida en la audiencia del 30 de junio, la Fiscalía buscó un acta en un depósito de bienes nacionales desincorporados del INOF con fecha del 9 de julio del 2010, distinto al documento que se presentó en la ONU.

El abogado de Afiuni dijo que este documento no fue firmado ni escrito por la jueza. "La Fiscalía solicitó al tribunal que se hiciera una prueba grafotécnica en la audiencia del 15 de julio para determinar si la firma colocada en dicho documento es de la jueza", apuntó.

Graterol aseguró que el acta no desmiente los abusos en la prisión de mujeres. Argumentó que la prueba solicitada es "absurda" porque el proceso se encuentra en etapa de juicio y durante este período no pueden realizarse investigaciones. "¿A quién van a investigar?, ¿Lo harán con la letra de Afiuni?, ¿A quién han violado en Venezuela y en el mundo con una letra?", se preguntó el defensor.

"Simplemente quieren tapar la mentira, la falacia, la infamia de la Fiscal General de la República", expresó.

El contenido de ambos textos tampoco desmiente lo sucedido a Afiuni. El abogado destacó que existen dos exámenes médicos legales, uno de cuando la jueza salió de la prisión del Sebin, que le diagnosticó buenas condiciones físicas y otro luego de su estadía en el INOF, en el que se constataron las torturas. "La médico Anunciata de Ambrosio señaló que la jueza tuvo varias quemaduras circulares en el cuerpo con coloraciones, además de cortaduras, posiblemente generadas con objetos punzo penetrantes o cortantes", detalló.

Juez negó prueba grafotécnica

El defensor detalló que el juez del caso de María Loudes Afiuni, Manuel Bognanno, negó a la Fiscalía la solicitud de verificar la firma de Afiuni en el documento e instó al Ministerio Público a que investigue las violaciones y torturas que sufrió la jueza.

El abogado recordó que cuando se dio a conocer lo sucedido, se enviaron informes a la ONU, una carta al fallecido presidente Hugo Chávez y se pidieron tres audiencias privadas con Luisa Ortega Díaz. "No hicieron caso al tema y la Fiscal General negó la excarcelación del INOF", agregó. Resaltó que tampoco se tomó en cuenta la denuncia impuesta a Isabel González, directora del centro penitenciario en ese momento, quien, según indicó Graterol, ordenó los maltratos físicos a la jueza por órdenes del Ministerio de Interior y Justicia.

"A la ONU no le interesa si hay un acta o no, a este organismo lo que le interesa es por qué el Ministerio Público no inició la investigación cuando se cometió un delito", dijo. Graterol criticó que el defensor del pueblo, Tarek William Saab, expresara que no ha recibido denuncias con relación a Afiuni y le invitó a que revisara su despacho para que verifique las denuncias recibidas por su predecesora, Gabriela Ramírez. "Esto es una confabulación del Estado para tapar la bajeza que cometieron contra Afiuni, solo por adular a un expresidente que pidió 30 años de prisión, luego 35 y posteriormente dijo que si estuviésemos en la época de Bolívar, la pasaría por las armas", concluyó el abogado.

"La audiencia estuvo muy agresiva por parte de la Fiscalía"

Nelson Afiuni, hermano de la presa política, indicó que durante la audiencia había más de ocho fiscales del Ministerio Público. "Cosa irregular en una audiencia. Estaba una fiscal que, dicen, es la mano derecha de Luisa Ortega Díaz", indicó.

Mencionó que es la primera vez en cinco años y medio que realmente se aplica la ley, luego de que el juez Manuel Bognanno solicitara la investigación de las amedrentamientos sufridos por la jueza.

"María Lourdes me dijo que la audiencia estuvo muy agresiva por parte de la Fiscalía. En contra, especialmente, del juez y en contra de los abogados defensores", manifestó Nelson. Sostuvo que, a pesar de ello, la ONU está más informada que el gobierno sobre la situación de su hermana y que es un "punto de honor" el caso de la jueza porque la liberación de Eligio Cedeño se produjo por obedecer una resolución de dicho organismo.

"Cada vez que un funcionario venezolano vaya a la ONU, le van a preguntar si le dieron libertad plena o si le pagaron sus cinco años de sueldo", aseguró.

No sabían que discurso de María Lourdes Afiuni iba a ser grabado

Nelson destacó que su hermana le comentó sobre su declaración en la audiencia. Aunque no se esperaba que se iba a grabar y difundir en las redes sociales, ahora le sorprende su impacto. "Revolucionó tanto que a mi hermana para donde va la aplauden. Un día estuvimos en un centro comercial y la gente la aplaudió y se tomaron fotos con ella", expresó.

Recordó que los familiares de la jueza sufrieron de abusos por parte de funcionarios. "Mi papá casi se muere de neumonía porque cayó un palo de agua en la puerta del INOF y no lo dejaron taparse con el techo de este lugar ni le permitieron ingresar con sombrilla", describió. 

Señaló que todavía "falta mucho que contar" para todo lo que sufrió su familia. "Si mi hermana se pone a contar todo lo ocurrido, temblaría el régimen, por eso no la dejan hablar", dijo. 

"Tienen miedo de que cuente todo lo que vio en el expediente de Eligio Cedeño, todas las violaciones que había. Cuando lo cuente, mucha gente va a temblar", sentenció.