• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La violencia no parece detenerse y puede generar ingobernabilidad

Julio Borges muestra las secuelas de las agresiones sufridas este martes / Reuters

Julio Borges muestra las secuelas de las agresiones sufridas este martes / Reuters

Los politólogos Ricardo Sucre y Miguel Martínez Meucci afirman que sin reconocimiento mutuo la conflictividad continuará 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que ocurrió el martes en la Asamblea Nacional no fue un suceso episódico ni aislado; se suma a la escalada de violencia que se vive en el país tras los estrechos resultados de las elecciones presidenciales del 14 de abril, de acuerdo con los politólogos Ricardo Sucre y Miguel Martínez Meucci.

Sucre afirmó que la intensidad de la polarización tiene como problema de fondo el desconocimiento entre las partes. Explicó que ni la oposición reconoce a un gobierno que considera ilegitimo, ni el Ejecutivo acepta la existencia y crecimiento de la unidad y cree que aún vive en 2006, la época de oro del chavismo.

“No hay un reconocimiento, aunque tienen fuerzas parejas. Es la situación más difícil de afrontar; hay dos opciones: arreglos institucionales o un conflicto civil. Parece que el país va por la autopista de conflicto. No tengo claro de qué tipo puede ser ni adónde va”, dijo.

Subrayó que en la oposición y en el Gobierno hay voces moderadas que  son soslayadas, mientras que los radicales imponen la agenda. “Quien haga más ruido será mejor evaluado. Los moderados deciden apartarse, o son neutralizados. Los llaman colaboracionistas y vendidos”.  Indicó que eso produce una  espiral de silencio en ambos grupos y cada cual se cree su propia verdad, lo cual se conoce  como percepciones espejo.

“El juego está trancado por todos lados. No hay vías de entrada. En el ruido de ahora no existe cabida para los moderados”, expresó Sucre.


Hegemonía sin contrapeso.  Martínez Meucci, docente de la Universidad Simón Bolívar, subrayó que lo que ocurrió en el Parlamento parece  premeditado, y no algo fortuito o pasional, y obedecería a una estrategia.

“Hay un país dividido por la mitad; esto habla de progresiva consolidación de la oposición. Al equilibrarse las fuerzas y con dos proyectos políticos distintos, el Gobierno no quiere el pluralismo sino una hegemonía. Si eres tú o soy yo, es muy fácil que la situación se torne conflictiva”, destacó.

Coincidió con Sucre en que es previsible que persista la conflictividad y que el juego está trancado. “Eso no quiere decir que está definitivamente trancado, si existiera la posibilidad de generar verdaderos mecanismos de diálogo”.

Añadió que el Ejecutivo controla todos los poderes públicos y que estos no contribuyen a canalizar las demandas de la oposición, sino que las bloquean.

“El problema es que el Gobierno se declara ‘revolucionario’ y eso justifica el uso de la violencia para imponerse y producir cambios radicales”, argumentó.

Señaló que existe una duda muy fuerte en el país y en el ámbito  internacional sobre los resultados de los comicios. “El Gobierno afronta problemas económicos, y todo indica que la gobernabilidad va a estar en entredicho”, dijo. 


ONU aboga por el diálogo

La ONU volvió a hacer un llamado a los venezolanos para que resuelvan sus diferencias a través del diálogo. “Es mejor hablar los unos a los otros y resolver las diferencias a través del diálogo”, afirmó el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, citado por EFE.

El 19 de abril el portavoz dijo que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sigue de cerca los acontecimientos en Venezuela después de las elecciones del 14A.

En esa oportunidad Nesirky dijo que Ban espera que cualquier protesta que tenga lugar en Venezuela se haga de forma pacífica.

Varios diputados de la oposición como Julio Borges, Ismael García, María Corina Machado y Nora Bracho fueron golpeados en la Asamblea Nacional en una sesión que se interrumpió. El 16 de abril, en la primera sesión tras las elecciones, el diputado opositor William Dávila recibió el impacto de un micrófono y requirió 16 puntos de sutura.