• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD mostró a cancilleres las razones por las que el diálogo se congeló

Aveledo aseguró que 80% del país respalda el diálogo, pero que ese apoyo necesita de resultados | Henry Delgado

Aveledo aseguró que 80% del país respalda el diálogo, pero que ese apoyo necesita de resultados | Henry Delgado

Ramón Guillermo Aveledo dijo que deben revisarse los casos de presos políticos, exiliados y procesados. Diplomáticos llevarán al gobierno las exigencias de la oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En dos horas y media de reunión, dirigentes de la MUD plantearon al nuncio Aldo Giordano y a los cancilleres de la Unasur, que actúan como mediadores en el diálogo con el gobierno, las razones por las cuales las conversaciones están congeladas. Ahora, los diplomáticos se reunirán con representantes del Ejecutivo para expresar los puntos de vista y exigencias de la oposición.

El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, explicó que plantearon la necesidad de que el gobierno se defina y aclaró que si quiere destrancar el diálogo, debe dar muestras concretas.

¿Qué pide la MUD? Que se cree una comisión de la verdad amplia, dirigida por personas de mutuo acuerdo; que se renueven los poderes públicos; que se revisen los casos de presos políticos, exiliados y procesados (los de este año y los de antes, más de 6.000); que cese la represión, y que el gobierno se reúna con el movimiento estudiantil porque, como reiteró Aveledo, la MUD no lo representa. Todo se aceptó en reuniones previas, en presencia de los cancilleres de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo; de Colombia, María Ángela Holguín y de Ecuador, Ricardo Patiño.

"Los cancilleres van a hablar con el gobierno, van a expresar estos puntos de vista. Nosotros hemos dado el paso de dialogar, pero el diálogo no es una peña, no es puro para conversar, lo que queremos es que se cumpla la Constitución en cada uno de los aspectos que hemos planteado", expresó.

El dirigente aseguró que 80% del país respalda el diálogo, pero que ese apoyo no es un cheque en blanco, que necesita resultados.

La MUD mostró preocupación por la situación de los derechos humanos, por la represión a los estudiantes y por las palabras del ministro de Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, cuando aseguró que en junio ya no quedarían protestas.

Aveledo admitió estar decepcionado por declaraciones de representantes del gobierno que atentan contra el diálogo y que, aseguró, son muy distintas a las expresadas en las reuniones de trabajo.

En el encuentro se leyeron las declaraciones del alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, en las que calificó de “fantasías animadas” la libertad de Iván Simonovis. El compromiso para realizarle exámenes médicos y definir si procede su liberación se asumió en presencia de los diplomáticos. 

A la reunión asistieron los gobernadores de Miranda, Henrique Capriles, y de Lara, Henri Falcón, los jefes de los partidos Henry Ramos Allup (AD), Roberto Enríquez (Copei), Omar Barboza (UNT), y Andrés Velásquez (La Causa R). También los diputados Stalin González (UNT) y Miguel Pizarro (PJ).

Estudiantes. Más temprano, jóvenes del Movimiento Estudiantil se reunieron con el nuncio para pedirle que abogue por la libertad de sus compañeros detenidos.

“Le recordamos que en Venezuela no hay respeto por los derechos humanos”, expresó Rolando Antivero, estudiante de la Universidad Santa María.

Altibajos

Los politólogos Luis Salamanca y Nicmer Evans coinciden en que no hay ningún avance en el diálogo político iniciado en abril. Salamanca señaló que Maduro, al igual que Chávez en 2002, no se sentó con la oposición por convicción sino en un momento en que su gobierno está debilitado.

“Maduro necesitaba ser legitimado y la primera reunión le dio un oxígeno político, pero en realidad se ha dado un monólogo por la ausencia de resultados, solo ha habido un ajuste de precios producto del diálogo económico, sin embargo los problemas estructurales continúan. El presidente tiene la autoridad, pero no el poder y la posibilidad de imponerse en el chavismo y por eso hemos visto a los extremistas del gobierno burlándose de los acuerdos y del planteamiento de la liberación de Simonovis”, dijo Salamanca.

Evans sostuvo que todo proceso de diálogo es complejo y tiene altibajos. Cree que más allá del “show mediático” del encuentro del 4 de abril no se ha logrado nada en el aspecto político. “Lo único que pide el gobierno es que pare la violencia guarimbera y la oposición dice que no tiene responsabilidad y control sobre eso, pero a cambio de nada, pide la libertad de una serie de personajes”, escribió en Aporrea.

Dijo que la mesa de los sectores populares organizados debe ser el ejemplo de cómo el pueblo dialoga de verdad y sin prebendas.