• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

AI alerta que arresto de alcaldes puede dar pie a “caza de brujas”

“Reconocimos al presidente, pero el también reconoció que somos los alcaldes, hubo un mutuo reconocimiento. Esto se debe traducir en hechos: que no existan autoridades paralelas", dijo Daniel Ceballos / Eleonora Delgado

Daniel Ceballos / Eleonora Delgado

La ONG se refirió a la detención de Daniel Ceballos en Caracas el miércoles en la noche

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Amnistía Internacional afirmó que el arresto del alcalde venezolano Daniel Ceballos por su presunta participación en las protestas contra el gobierno es una señal del deterioro de la situación de los derechos humanos en el país.

“Con la detención, bajo sospecha de rebelión y conspiración para cometer un crimen (agavillamiento), las autoridades de Venezuela parecen preparar el escenario para una caza de brujas contra los líderes de la oposición” dijo Guadalupe Marengo, directora adjunta del Programa para América de Amnistía Internacional.

Ceballos, alcalde de San Cristóbal, estado Táchira, al oeste de Venezuela, y miembro del partido de oposición Voluntad Popular, fue detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, declaró que Ceballos había sido detenido bajo cargos de rebelión civil y agavillamiento.

Torres también tuiteó: “La detención de Daniel Ceballos es un acto de justicia! Este Alcalde facilitó y apoyó la violencia irracional que se desató en San Cristóbal” y “Un Alcalde tiene la obligación de hacer cumplir la Constitución y las leyes, no de fomentar la violencia, la anarquía y la rebelión civil!”

Tales declaraciones, de acuerdo con la ONG, merman el derecho a la presunción de inocencia, piedra angular de la justicia y el debido proceso.

Enfrentamientos violentos entre las fuerzas de seguridad, los grupos afines y contrarios al gobierno, han aumentado desde febrero. Han muerto 31 personas, entre ellas seis funcionarios, y más de 460 han resyultado heridas. Más de 1.700 han sido detenidas, y la mayoría liberadas con medidas cautelares.

“No se puede negar que las autoridades de Venezuela tienen la responsabilidad de mantener el orden público. Sin embargo, si no respetan los derechos humanos y no actúan con moderación, sus acciones provocarán más violencia. Por supuesto, es también crucial que los líderes de la oposición manden una señal clara a sus seguidores de no cometer abusos de derechos humanos,” dijo Marengo.