• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

AD pide mayor control de calidad de los testigos

Edgar Zambrano | Foto: César Daniel Paradas

Edgar Zambrano | Foto: César Daniel Paradas

Edgar Zambrano destacó que la protección del voto no pueden ejercerla inexpertos y llamó a valorar la pericia electoral de las organizaciones políticas en las regiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En AD y Copei hay cuestionamientos importantes al funcionamiento del sistema de defensa del voto durante la elección presidencial del 7 de octubre. La tolda blanca exige que se realice un control de calidad de los testigos para las elecciones regionales del 16 de diciembre.
El jefe de la fracción parlamentaria de AD, diputado Edgar Zambrano, dijo que “los resultados del 7 de octubre reflejan que la protección y defensa del voto no puede dejarse a aficionados. El peso de esta actividad debe recaer en quienes tienen experticia para promover eficientemente estas actividades, que no pueden improvisarse. En los procesos electorales, y en uno tan grueso como el que vivimos, no se puede actuar por ensayo y error”.
Zambrano dijo que las organizaciones que tienen un historial y liderazgo político en comicios fueron menospreciadas por la oposición para la elección presidencial, con lo cual se obvió el conocimiento de los centros en los ámbitos local y regional.
“En los regiones no puede desconocerse que la cultura electoral ha recaído sobre los partidos políticos que conocen los centros de votación como la palma de su mano; a los electores, a los vecinos, que manejan el comportamiento tradicional del centro y hasta están pendientes de que vayan a votar, con lo cual pueden ejercer un control de los comicios. Están en posibilidad de obtener una radiografía rápida durante el desarrollo de las elecciones”, sostuvo.
El dirigente de AD dijo que los casos que conoce de testigos de mesas que hayan abandonado los centros de votación al final de la tarde del 7-O son aislados, porque el proceso se tradujo en una alta participación. Zambrano advirtió, sin embargo, que el retiro adelantado de los centros, cuando se dio, estuvo influenciada por la intimidación, por el terrorismo y el abuso de poder del Gobierno.
Añadió que para las regionales no se puede menospreciar el manejo político electoral de los partidos. Edgar Zambrano sostuvo que para el 16 de diciembre hay que reconsiderar la logística tradicional de los testigos.
“Para las regionales hay que tomar el activismo desde abajo, cerrar el luto y bajar la santamaría a la desesperanza”, acotó.
José Mejías, representante de La Causa R en Amazonas y quien monitoreó dos centros de votación el 7-O, dijo que el martes se realizó una reunión logística entre las organizaciones políticas de la entidad para ajustar la defensa del voto para la elección regional del 16 de diciembre.

Fallas en la auditoría. El presidente de Copei, Roberto Enríquez, manifestó que tiene reservas respecto al funcionamiento de los testigos en las elecciones presidenciales que –aseguró– pueden ser corregidas para el 16-D. Consideró que hubo falta de celo en las auditorías, fallas en el proceso de recolección de las actas y que en algunos casos no funcionó el apoyo que tenían que recibir en centros dominados por el oficialismo, por lo que se retiraron asustados.
Aclaró que, a pesar de esos problemas, la falta de testigos no fue la razón por la que se perdieron las elecciones –hubo más que en otros procesos–, y que incluso había centros en los que Henrique Capriles Radonski no logró ningún voto y había presencia de testigos. Aclaró que existe un consenso en que el sistema electoral garantiza la voluntad del elector, pero que las fallas están en el proceso electoral.
“El abuso de poder no es fraude, pero es condicionamiento abusivo e inapropiado hacia el elector. Es mucho más que ventajismo, es un abuso de poder sistemático. Esas son las luchas que hay que dar ahora”, agregó.
Denunció la existencia de circuitos electorales que creó el CNE y que están controlados por el chavismo, en los que el Presidente sacó 100% de los votos a pesar de la presencia de testigos de la oposición.
Enríquez pidió retirar los puntos de prechequeo, que fueron un cuello de botella; subir el tabique porque se sabía por quién se votaba y un mayor control en lo que fue la propaganda electoral, que benefició al Gobierno con la promoción oficial. “Los testigos mostraron una gran abnegación. Hubo un problema con el CNE en el proceso de formación de testigos, pero creo que tenemos que agradecerles por el esfuerzo. Pudo haber fallas, hay que incorporar en el área de control electoral a gente con más experiencia”, expresó.
Enríquez opinó que la protección del voto no se puede entregar a una persona producto de una negociación política. Consideró que Leopoldo López, responsable de la defensa del voto, pudo aportar más en activismo y movilización, porque –dijo– no tiene una trayectoria en el área electoral. “Creemos que fue un error asignarle a Leopoldo López esa responsabilidad. Leopoldo es un motivador, un líder muy importante, pero no debió dársele esa responsabilidad. Sin embargo, no toda la responsabilidad es de él”, expresó.