• Caracas (Venezuela)

Perkins Rocha

Al instante

Perkins Rocha

En defensa de la Constitución

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ejercicio del poder, es un arte. No todos nacen para ello y pocos logran mantener las condiciones que les permiten sostenerlo. Los griegos decían que además de la autoridad que formalmente otorga un cargo,  es necesario tener la "autoritas" que legitima su desempeño. Ella es el manto de protección del ejercicio del poder, perdiéndose, se genera la idea de que quien gobierna, no debiera hacerlo pues sus ejecutorias contradicen las razones que motivaron su designación.

Ocurrido este rompimiento entre los motivos que fundamentaron la designación de una persona para un determinado cargo y  la praxis contraria a los valores que justificaron la asunción de él, nace estructuralmente lo que bien podríamos denominar crisis de gobernabilidad, pues por un lado el gendarme insiste en mantenerse en ejercicio del cargo amparándose solamente en la legalidad formal de las normas que formalmente le consagraron el derecho de permanencia y la sociedad, por su parte, comienza a rebelarse contra el ejercicio de ese mandato, amparándose en la ilegitimidad e injusticia que significa la permanencia en el poder de un gendarme arbitrario. El que "Los gobiernos no deben tener más poder que el que los ciudadanos estén dispuestos a concederles", era una idea central de las tesis del filosofo norteamericano Henry Thoreau, (1817-1862) quien introduce el concepto de Desobediencia Civil   como instrumento de liberación social frente al orden arbitrario y deslegitimado.

Cuando la instituciones creadas constitucionalmente para ser válvulas de escape a favor de los ciudadanos frente al ejercicio del Poder, colapsan y se desnaturalizan por su servilismo ideológico-partidista, se produce una crisis de legitimidad de los procedimientos formales de defensa de la Constitución. En ese momento, se justifica jurídicamente la desobediencia civil, como un derecho fundamental de todo ciudadano, frente al orden subvertido.

En el constitucionalismo moderno, la desobediencia civil, es un test que mide el grado de democracia y ejercicio de los derechos fundamentales innominados que nuestra constitución consagra en su artículo 22: "La enunciación de los derechos (...) contenidos en esta Constitución no debe entenderse como negación de otros que, siendo inherentes a la persona, no figuren expresamente en ellos (...)".

En conclusión, el derecho a desconocer un orden jurídico-político que subvierte fraudulentamente la constitución y viola Derechos Humanos, está establecido en el art. 350 y el derecho a ejercer contra ese orden fraudulento la desobediencia civil, es un Derecho Fundamental Innominado. La palabra es de la Sociedad Civil venezolana. Al menos ya, sus estudiantes hablaron hace un año.