• Caracas (Venezuela)

Pedro Morales

Al instante

¿"Salario mínimo” o “salario mínimo vital”?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El índice nacional de precios al consumidor” (INPC) es un indicador económico y estadístico que permite medir el costo que experimenta un conjunto de bienes y servicios, que cierta población consume, durante un periodo de tiempo. Por tanto, al tomar en consideración el mismo ritmo de crecimiento que ha mostrado hasta diciembre de 2015, y en función de estimaciones conservadoras, para abril de 2016, su valor puede ubicarse alrededor de los 3.292,4: al conocerse oficialmente el respectivo valor de este estadístico para diciembre de 2007 (INPC=100), es posible iniciar el procedimiento de deflactar cifras tal cual el caso de los salarios, calculando entonces el factor de cambio (FC) de abril de 2016 con respecto a diciembre  2007: FC= 3.292,4 / 100= 32,9 veces). 

El salario mínimo (SM) de los trabajadores esta nivelado en la actualidad en   15.051,15 bolívares, sin embargo, cuando se compara con el existente en diciembre de 2007 (614, 79 bolívares), resulta desfavorable al deflacionar tal monto: los 15.051,15 bolívares de febrero 2015 son equivalentes a 457,5 bolívares para diciembre 2007. Por otra parte, cuando se hace un análisis similar, pero esta vez con la remuneración que recibe el personal administrativo de las universidades, resulta que también se encuentran en una situación crítica. Por ejemplo, un trabajador en su último nivel, llámese de apoyo, técnico o profesional, sufre una pérdida significativa, cada vez mayor a medida que sube en su escala, cuando se compara su salario actual con respecto a diciciembre 2007: i) Apoyo= - 869,1 bolívares; ii) Técnico= -1.075,6 bolívares; iii) Profesional= -2.195,3 bolívares.

En lo que refiere a los docentes universitarios la situación no es menos dramática. Para ilustrar el caso: un profesor a dedicación exclusiva, en la condición de instructor, agregado o titular, para diciembre 2007 devengaba un sueldo de 1.831,30 bolívares, 2.655,15 bolívares y 3.973,36 bolívares respectivamente. No obstante, al hacer la equivalencia, lo que perciben en la actualidad, 22.582 bolívares, 32.581 bolívares y 36.812 bolívares respectivamente, corroboran una “tendencia regresiva salarial”: instructor 686,4 bolívares o pérdida de salarial (PS) de -1.144,6 bolívares; agregado 990,3 bolívares o PS= -1.664,6 bolívares; titular 1.118,9 o PS= -2.854,5 bolívares.

Digresiones:

I) La carta magna venezolana de forma contundente ordena que los trabajadores recibirán un “salario mínimo vital” (SMV) que se determinará anualmente en términos del “costo de la canasta básica” (artículo 91). Para este caso, INPC es el instrumento utilizado oficialmente para medir el valor del conjunto de bienes y servicios que consumen los venezolanos durante un periodo determinado. Este estadístico debe publicarse mensualmente, debido a que su cambio indica entre otros aspectos el nivel de la inflación, fundamental para determinar el piso o salario mínimo de cualquier estructura o tabla salarial.

II) Del artículo 1° del decreto presidencial 2266 publicado en Gaceta Oficial N° 40864 del 08-03-2016 se puede concluir que todo salario mensual que esté por debajo de los 42.500 bolívares, es una remuneración utilizada para satisfacer necesidades básicas de manera digna. Por otra parte, la “canasta alimentaria normativa” (CAN) según cifras oficiales (proyectadas) se ubica en 54.000 bolívares (abril 2016). Entonces el “salario mínimo vital” puede estar ubicando entre los 42.250 bolívares y los 54.000 bolívares.

III) El trabajo decente (ONU, 2012) tiene como soporte: i) el empleo productivo y remunerativo; ii) la progresividad y consolidación de la institución de los derechos adquiridos; iii) la impecable protección social; iv) el diálogo para solventar los conflictos.

IV) Estrictamente como lo establece la norma, la unidad tributaria (UT) para el año 2015, su valor pudo haberse ubicado realmente en 407 bolívares aproximadamente (considerando la evolución de la inflación en el periodo 1994-2014), contrario a los 150 bolívares en términos oficiales. Para 2016 está cercana a los 866 bolívares (diferente a los 177 bolívares).