• Caracas (Venezuela)

Pedro Luis Echeverría

Al instante

Pedro Luis Echeverría

Estados Unidos y Latinoamérica

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los paradigmas del relacionamiento de Estados Unidos con América Latina han venido  evolucionando de forma importante no solo por la emergencia de nuevos actores en el concierto internacional que le disputan la hegemonía global, sino fundamentalmente por causas atribuibles a los cambios internos que se están operando en ese país.

En primer término, el ocaso del liderazgo de Estados Unidos le ha generado un cierto aislamiento y rechazo y ha obligado a la actual administración al establecimiento de una nueva visión estratégica, basada en la reducción del presupuesto militar, disminución  del número de efectivos militares en diversos países del mundo, la creación de tropas élites para el ataque y la defensa,  y a tratar de solucionar los conflictos por vía de la negociación con el concurso de las instituciones internacionales creadas para tales efectos. Asimismo, el país ha comprendido que la magnitud de los problemas que experimenta, tales como dependencia energética, cambio climático,  los problemas migratorios, combate a las redes del crimen organizado, terrorismo y narcotráfico, la recuperación del liderazgo global y regional, la expansión de su crecimiento económico, el control del uso de la energía nuclear con fines pacíficos, así como el control de las amenazas contra su seguridad, entre otros, son retos superiores a su capacidad individual  para resolverlos y que le demandan perentoriamente la búsqueda de un nuevo diálogo, cooperación, solidaridad y entendimiento con la comunidad internacional. 

Asimismo, la población de latinoamericanos que viven en esa nación ha ido adquiriendo importancia política creciente no solo por su potencial electoral, sino también por su presencia activa en importantes posiciones en la administración, en los cuerpos legislativos  y en las alcaldías y gobiernos locales norteamericanos. Las campañas electorales para los comicios de 2012, resaltaron la importancia del voto latino como lo evidencia  los contenidos de las plataformas  del presidente Obama y de Mitt Romney. En esas elecciones el voto latino contribuyó decisivamente al triunfo demócrata.

A pesar de la  creciente interdependencia y del  importante intercambio comercial y de inversiones entre Estados Unidos y Latinoamérica, las sucesivas  administraciones de ese país, han ignorado a nuestra región y no han generado iniciativas que establezca una relación seria y respetuosa entre Estados Unidos y nuestros países.

Ante la gravitación de los cambios que se vienen operando en Estados Unidos, de las necesidades crecientes de ese país para dar satisfacción a las ingentes necesidades que le demandan la evolución de las políticas interna y externa, el crecimiento económico y el control de las amenazas a las que está expuesto ese país  y de la actitud constructiva para las relaciones con Estados Unidos de la mayoría de los países latinoamericanos (iniciativa Obama para regular inmigración), es de esperar que en el futuro inmediato aparezcan innovadoras formas de relacionamiento entre Estados Unidos y Latinoamérica.