• Caracas (Venezuela)

Pedro Llorens

Al instante

Pedro Llorens

El cumbanchero

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En tiempos de bárbaras pelazones suelen cometerse locuras como la de gastar en lotería el dinero destinado a la comida, la educación o la salud… y es lo que hacen Nicolás Maduro y sus cortesanos (aún no se sabe quienes le adulan  para quedar bien, pero siguen con Diosdado El Apagado: la muerte de un colectivo le sopló la vela).

Cuando Maduro toca tambores y mete el codo sobre los cueros, se siente el propio José Belén Santana, “el negro más cumbanchero que conocí en La Habana” (dice la canción)… y en lugar de diseñar un programa de austeridad que permita otorgar divisas para importar lo estrictamente necesario, especialmente lo relacionado con alimentación y sanidad, el bongocero cumbanchero, decide convocar a un festival internacional, Suena Caracas, nueve días de guachafita en la media ciudad que pretende controlar Jorge Rodríguez (entradas repartidas entre empleados y simpatizantes del gobierno), para lo cual la Asamblea aprobó al ministerio del Interior, Justicia y Paz un crédito adicional por 168.291.200 bolívares, que probablemente cubrirán apenas una parte del evento a juzgar por la cantidad de grupos invitados y la movilización de más de 500 mil personas prevista por los organizadores… Café Tacuba, Fernandito Villalona, Wilfrido Vargas, Estopa o Aterciopelados tienen prioridad frente al Pograma Nacional de Procura de Órganos (Libardo Laurens, presidente la Fundación Amigos de Enfermos Hepáticos denunció que el  ministerio de Salud suspendió las entrega de dinero desde el tercer trimestre).

También la tuvieron los arbolitos naturales canadienses, los 30 y pico de medios y oficinas destinados “a promover la gestión del gobierno, los valores socialistas e impulsar la revolución”… y también, por supuesto, las elecciones primarias del PSUV, presentadas como las más tranquilas y ordenadas de la historia (ni los vecinos de las mesas fueron a votar), el viaje del canciller a medio mundo para pedir una reducción en la producción del petróleo que permita frenar la caída de sus precios y otros viajecitos mejor armados que el de la niñera de Jaua.

El día en que se estudien con seriedad el despilfarro, el malbarato y la malversación que venimos observando desde hace más de 15 años, tendrá que llegarse a la conclusión de que la mayor parte de los dineros hechos en casa y de las divisas producto del petróleo, antes y después que pasara a manos de los chinos, los utiliza, gasta, desperdicia, desembolsa, el gobierno en hacerse el loco…y a veces lo está: la próxima semana imputará a María Corina Machado por supuesto magnicidio.

pllorens@el-nacional.com