• Caracas (Venezuela)

Pedro Llorens

Al instante

Una cola Dumbo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todo el mundo vio a Nicolás Maduro plantado frente a la cámara de televisión, con los índices, supuestamente amenazadores, apuntando hacia adelante (lo reprodujeron CNN y la TV española), para advertir no se sabe a quién: “¡El que se mete con Diosdado Cabello se mete con el país, el que se mete con Diosdado Cabello se mete conmigo!”, con lo cual se hacía merecedor de una cola Dumbo, según cuña publicitaria de hace al menos cuatro décadas. En medio de su ira, más fingida que real, estaba diciendo una gran verdad, ya que en el fondo con el que se meten es con él, especialmente después de agotadas todas las posibilidades para que se deje de estar llamado “pelucones” a todos los que piden diálogo (en el país y en el exterior, España y Brasil en primer lugar) y de atribuir a la ultraderecha todos los desaciertos de su desafortunada gestión

Leva dos años en Miraflores y todavía no sabe comportarse como presidente: da la impresión de que, como ocurre con los malos actores, o los novatos, uno a cada rato espera que, en medio de la solemnidad de un parlamento, se tape la cara con las manos y se eche a llorar o a reír (la risa es lo único espontáneo que muestra en sus discursos), lo cual es grave pues la situación del país está más bien para pedir perdón y rectificar… lo que no parecen entender gobierno ni oposición, el primero porque despilfarra todo lo que encuentra, Maduro se gastó hace tiempo el presupuesto de gastos para viajes de todo el año y se unió a la danza de los millones de todos los derrochadores que en el país han sido (toda cantidad le parecía poca, solo un millardito, decía su maestro en malgobernar)...y la oposición, porque pareciera que no mover ni una hoja es lo que le garantizaría ganar las elecciones. Esto, además de ser muy discutible, tiene un problema de fondo: ¿cuáles elecciones?.... todavía no se han dado cuenta de que tenemos candidatos para unas elecciones que no existen y que solo existirán si el gobierno cree que la trampa de siempre puede estirarse, como siempre, hasta ganarlas.

En la ONU no mostraron interés por los discursos retóricos sobre los “grandes logros de la revolución bolivariana” y hasta les mamaron el gallo a los integrantes de la comisión encabezada por el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez… ¿Por qué en lugar de crear una comisión anticorrupción dependiente de la Presidencia no se crea un organismo independiente para investigar la corrupción?...

pllorens@el-nacional.com