• Caracas (Venezuela)

Pedro Llorens

Al instante

Medios para ocultar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El comandante supremo quería (y quiere su sombra en el poder) incautar, usurpar, expoliar los medios de comunicación… no para educar, instruir, orientar, adiestrar, informar a la población… no para divulgar la cultura, las artes, la ciencia, la historia y las leyes…y menos para que sirvan de vocerío a una colectividad que lamenta, reprueba, pide, exige, desea, anhela y requiere respuestas de sus gobernantes…

Los quería para otra cosa… para poder ocultar la “mezcla tóxica de corrupción y desgobierno” en la que, según Freedom House, la organización que vela por el respeto a la democracia y la libertad, están convirtiendo a Venezuela… y hacerlo sin que haya un solo intento de chistar, con total impunidad y la garantía de que nadie se entere, lo que hoy no es del todo posible con la información online.

La mayoría de los términos que usa Maduro en su intento de mantenerse a la altura de Cabello (y no al revés )… con el fin de descalificar a la oposición: golpistas, paramilitares, derechistas, fascistas, imperialistas, narcotraficantes, intervencionistas… retratan más bien a su gobierno porque quiera o no se acerca más a la derecha que a la izquierda…

Tal como ha ocurrido con la cúpula cubana, integrada por Raúl y otros 13 militares, en su mayoría octogenarios, supuestos ultraizquierdistas devenidos en verdaderos ultraderechistas, que hicieron la vida imposible a todos los intelectuales progresistas de la isla, comenzando con el laureado poeta Heberto Padilla y el gran José Lezama Lima… y terminaron con todo intento de igualitarismo mientras acaparaban el comercio y las importaciones (hicieron modificar una resolución al grito de “esto es mío” estigmatizado por Rousseau).  

Aquí como allá no estaría mal que tomaran unas clasecitas con algún politólogo que sepa (el vicepresidente Jorge Arreaza no sabe) la diferencia entre izquierda y derecha, al menos según el esquema elaborado por Norberto Bobbio, quien fuera uno de los mayores pensadores políticos contemporáneos (fue senador vitalicio en Italia): “En la extrema izquierda los movimientos igualitarios y autoritarios (jacobinismo), en la centroizquierda los igualitarios y libertarios (socialdemocracia), en la centroderecha los libertarios y no igualitarios (derechas reaccionarias) y en la extrema derecha los antiliberales y antiigualitarios (fascismo o nazismo)”.   

Entre los jacobinos que hacen demagogia en nombre de la revolución y los excesivamente autoritarios fascistas, el gobierno de Maduro se mantiene indeciso: Diosdado o no Diosdado, that is the question.