• Caracas (Venezuela)

Pedro Llorens

Al instante

Pedro Llorens

Mangarranes

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Maduro reunió en Miraflores a los representantes de los consejos presidenciales populares, unas cien personas que supuestamente representaban a la cultura, el deporte, los sindicatos, las agrupaciones profesionales, con características más o menos iguales: la fealdad y la ordinariez, solo pendientes de sonreír a la cámara para que les vieran en sus respectivas colectividades…

Se les encargó un plan de gobierno para sus áreas con el apoyo del Consejo de Ministros, los vicepresidentes por áreas y las FAB, siempre las FAB, especialmente las FAB, en cada municipio y en cada parroquia, para ser entregado en 72 horas….solo para que crean que gobierna con el pueblo, porque el mandatario venía llegando de Cuba, con todo decidido sin necesidad de mangarranes, burócratas y pedilones.

Para demostrar que no es buchipluma no más (pura bulla, puro bla, bla, bla) cierra la mano regordeta y fofa y alza el puño… y siguiendo las instrucciones que trae de La Habana mandó a poner preso nada menos que al alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, el dirigente que más se ha jugado el físico en estos años, en manifestaciones y refriegas, declaraciones y escritos, también protagonista de una huelga de hambre que no fue de mentiras…con un discurso radical sin estridencias ni demagogias… (seguro que Maduro bajó su popularidad a menos de 17% que tenía en las últimas encuestas, muy por debajo de la línea de flotación y Ledezma habrá consolidado considerablemente su liderazgo).

El gobierno de Maduro, Cabello y similares se desmorona sin necesidad de que la oposición haga peso como sugerían los jóvenes del mayo francés (1968) y luego los del Poder Joven, expresado en los muros caraqueños: “El sistema se hunde, hagan peso”. Quienes hacen peso y mucho (a Maduro el más pesado) son los del gobierno, que han logrado acaparar los reproches de todo el mundo, comenzando por la hermanita de Jorge, Delcy, capaz de criticar al canciller español por hacerle caso a la “tiranía mediática de ABC, El País y El Mundo que pretende doblegarnos”…

La detención de estudiantes fue un disparate, la de López un desatino, la de Ledezma una burrada, las amenazas contra Julio Borges una tontería y la muerte del liceísta tachirense Kluivert Roa un crimen… productos de una política brutal, bárbara, inhumana, para amedrentar… porque, como decía José Alfredo Jiménez: “Sabes mejor que nadie que me fallaste, que lo que prometiste se te olvidó”.

Prohibido a los negros cantar “Mama Inés” y en lugar de hacer colas, hay que rogar “Ojalá que llueva café”.