• Caracas (Venezuela)

Pedro Llorens

Al instante

Pedro Llorens

Caradurismo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una vez establecida la mentira como forma superior de comunicación del gobierno, a través de cinco fases heredadas del profeta mayor: falsear, adulterar, disfrazar, corromper y sofisticar, Maduro lanza a los cuatro vientos su mentira mayúscula, que lo consagra como sofista palurdo, nada menos que la reducción del gasto público comenzando con una rebaja de los sueldos de los altos funcionarios (lo que aumentará el rebusque, la matraca, las comisiones y el chantaje), incluyendo el suyo (que lo obligará a acudir más a menudo a la partida secreta), y la eliminación de gastos superfluos (¿como los electorales?).

Y aquí es donde se le tranca el serrucho y el caradurismo sale a relucir, pues el propio anuncio coincide con el inicio del Festival Latinoamericano de Música Suena Caracas (9 días), organizado por la Alcaldía de Libertador con crédito adicional a nombre del Ministerio del Interior, solo para empleados y amigos del régimen (se cobró una entrada mínima y estas se repartieron entre los que están en la lista del alcalde).  

El evento es transmitido en vivo y se lo cala completico Maduro, desde Miraflores (“el presidente es salsero”, justificaba el alcalde Jorge Rodríguez), mientras un tal Watusi felicitaba al coordinador del evento, Nicolás Maduro hijo, a quien llaman junior porque el pitiyanquismo está de moda en el ambiente bolivariano.

La existencia de divisas en el país es tan precaria que el gobierno vendió al banco de inversiones Goldman Sachs, con descuento de 59%, la deuda dominicana por venta de petróleo a través de Petrocaribe (4 millardos de dólares vendidos por 1,7 millardos de dólares, 41% del compromiso)… y está negociando con la misma entidad un acuerdo similar con la deuda de Jamaica dentro del mismo convenio.

Maduro fue categórico en anunciar la reducción de 20% de los gastos suntuarios, improductivos, innecesarios y de otro tipo que no afecten en nada la inversión social… lo malo es que en el presupuesto 2015 no se establecen diferencias entre gastos suntuarios y sociales… y más o menos ocurre lo mismo con los sueldos de los altos cargos: el del presidente no está especificado (aparece amalgamado con otros en el presupuesto del Despacho de la Presidencia) y el del ministro de la Defensa no aparece por ninguna parte.

Los gobiernos con mayoría parlamentaria tienen el mismo problema (la tuvo el PRI mexicano y se convirtió en cartel de traficantes): cualquier mamotreto puede ser aprobado)… de la misma manera como se aprueban insensateces como las acusaciones contra María Corina Machado.