• Caracas (Venezuela)

Pedro Conde Regardiz

Al instante

Pedro Conde Regardiz

Las sanciones de Obama

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Obama tomó seis militares y una juez  y  prohibió sus actividades en Estados Unidos, no en Venezuela, por ser  ejecutores de la represión e infracción de los derechos humanos, e indirectamente alerta a los jefes superiores, quienes en un futuro podrían ser los próximos. La politización de la fuerza armada, obligar a que algunos militares procedan a calmar violentamente la desesperación social, que  presidan algunos  organismos para reprimir haciendo válida aquellas amenazas: “esta revolución está armada”, “la fuerza armada es chavista”, originó, en parte, estos chivos expiatorios.

Decidió Obama declarar, mediante una orden ejecutiva que desarrolla la ley de defensa de los derechos humanos y sociedad civil, promulgada el pasado diciembre, emergencia nacional por los riesgos y amenazas que, para la seguridad y política exterior de Estados Unidos, representa en Venezuela la crisis política, económica y social así como la consecuente  “ingobernanza” que cada día deteriora más la convivencia entre los venezolanos.

 Aparentemente es una norma exagerada pero en realidad se trata de la base legal administrativa amplia para instrumentar, si es necesario según Obama, nuevas sanciones cada vez más rigurosas como han sido los casos de Rusia e Irán. Esto es, a medida que no cambie la conducta gubernamental y aumente la corrupción, tortura y violación de los derechos humanos, siga la política de empobrecer al venezolano y reprimir su inconformidad con armamento letal,  forzarlo a que acepte estoicamente los sufrimientos y estragos, arrojados por las acciones gubernamentales en el marco del socialismo.

¿Por qué piensa Obama que hay una amenaza desde Venezuela para la seguridad y política exterior de Estados Unidos? Una explicación, entre otras, sería:

 1. La inseguridad causante de 25 mil fallecidos en 2014, irrespeto de los derechos humanos por violenta represión oficial que originó el año pasado 43 asesinados, numerosos detenidos,  limitación de los derechos políticos  con el régimen de presentación cada cierto tiempo y la restricción de declarar a los medios de comunicación, así como  disminución considerable del nivel de vida y de oportunidades para realizarse, ha arrojado preocupantes corrientes migratorias que,  como la de africanos hacia Europa, desembocan sobre todo  en Estados Unidos originando todo tipo de complicaciones demográficas.

 2. La corrupción en el gobierno que corroe el tejido de la sociedad venezolana (conservadoramente, 300 mil millones de dólares fueron desviados del billón de dólares de las exportaciones petroleras durante 14 años), el narcotráfico del cártel de los soles , originan flujos monetarios incontrolables de origen cuestionable, afectando la estabilidad bancaria estadounidense y mundialmente, crea todo tipo de burbujas, esplendor financiero falso,  quiero decir, los susodichos acarrean perturbaciones indeseables en el normal funcionamiento del sistema económico y financiero.

3. El creciente deterioro de Pdvsa, la disminución de la producción, el incremento desmedido de los costos operativos amenazan con interrumpir lentamente, como es el caso, el suministro petrolero confiable a Estados Unidos que si bien busca la independencia energética con el esquisto todavía debe importar por muchos años, y aunque podría sustituirlo con petróleo proveniente del Medio Oriente, ello aumenta el riesgo dada la conflictividad en la zona. De modo que es de su interés lograr estabilidad y seguridad en el suministro petrolero.

4. La crisis venezolana afecta la economía y empleo  estadounidenses al reducir las exportaciones hacia Venezuela de víveres, armamentos, vehículos, maquinarias.

5. La política exterior venezolana al promover  alianzas con países enemigos de Estados Unidos, y de diversas maneras socialismo en Latinoamérica, choca con el objetivo estadounidense mundial, máxime durante Obama, de promocionar democracia, libertad y prosperidad, valores de la cultura occidental.