• Caracas (Venezuela)

Pedro Conde Regardiz

Al instante

Maduro, ¿de dónde viene el desarrollo?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se han preocupado durante siglos por el crecimiento de las naciones muchos pensadores, quienes han estudiado la materia continuamente desde los días de Adam Smith, arrojando este esfuerzo una mejor comprensión de las fuentes del desarrollo, pero, las más de las veces, la materia es evasiva y todavía permanecen muchos misterios.

Han cambiado nuestras ideas en torno a este asunto de vital importancia dos vertientes de investigación, la una, comenzó hacia mediados de los cuarenta del siglo pasado hasta los setenta; la otra, empezó durante los ochenta y continúa hasta nuestros días, y ha ocasionado revisiones importantes tanto en la teoría como en los enfoques empíricos del crecimiento económico.

Lo primero en señalar es qué sabemos, qué no sabemos y qué necesitamos aprender con el propósito de incrementar nuestra comprensión de una disciplina que afecta, de diversas maneras, el bienestar de billones de personas alrededor del mundo. Para ello es conveniente presentar las opiniones a una amplia audiencia, integrada no solo por economistas sino también por otros profesionales, científicos sociales, políticos serios y demás lectores interesados en esta materia intelectualmente fascinante y absorbente.

La literatura científica consistente de estudios teóricos y empíricos es enorme, sin embargo, se derivan de esta vasta investigación y de las que he realizado muchos mensajes que pueden resumirse de la siguiente manera:

Mi cuento en torno a la economía del crecimiento se organiza alrededor de cuatro temas. Primero: la acumulación de capital físico y humano es muy importante, pero ella explica tan solo una parte de la variación en diversos países del ingreso per cápita y su tasa de crecimiento, esto es, aproximadamente, dividir el valor de la producción anual de bienes y servicios de una nación entre la población y calcular cómo varía este cociente anualmente, mejor dicho, con qué tasa o porcentaje disminuye o aumenta cada año, trimestre o semestre. Factores tecnológicos e institucionales también afectan la tasa de acumulación de estos capitales que entran en la actividad productiva, y, quizá, son en cierto sentido más fundamentales, lo cual se sabe desde que Prometeo repartió el fuego, según la tragedia de Esquilo.

Segundo: la productividad total de todos los factores que intervienen en el proceso productivo es por lo menos tan importante como la acumulación. Para comprender tal productividad y sus determinantes se necesita entender cómo se acumula el conocimiento y, en particular, los estímulos para la creación de conocimiento, lo cual lleva naturalmente a explorar los efectos de la investigación y desarrollo, del “aprender haciendo” (learning by doing). Conduce además a examinar los factores institucionales que auspician o desaniman la creación de conocimiento;

Tercero: Las tasas de crecimiento de los diferentes países son interdependientes, ya que los conocimientos fluyen al través de las fronteras, y tanto el comercio internacional como la inversión extranjera influyen en los estímulos para innovar y utilizar nuevas tecnologías; y

Cuarto: Las instituciones políticas y económicas son determinantes en el fomento de la  acumulación, la innovación, y, sobre todo, en el aporte de nuevos conocimientos.

Presidente Maduro, todo lo reseñado es para explicarle cordialmente una vez más que usted está muy equivocado, puesto que al provocar la migración, por los resultados de sus políticas, de valiosos recursos humanos, de la juventud estudiosa,  profesional, está tronchando el futuro de Venezuela, debilitándola, renegando de la patria, y al desdeñar  las universidades e instituciones de investigación científica, negando dinero, desestimula generación de nuevos conocimientos, formación de profesionales  para auspiciar y dinamizar el desarrollo. Reprochan venezolanos a la MUD que no tiene programa y no cuenta con ideas de lo susodicho. Una tragedia en nuestro país.


psconderegardiz@gmail.com

@psconderegardiz