• Caracas (Venezuela)

Pedro Conde

Al instante

Pedro Conde

¿Cuánto vale la gasolina? (I)  

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La seguridad del Estado es la ley más elevada. Justiniano

 

Informaciones reportan que el presidente de Petróleos de Venezuela auspicia un debate nacional acerca del precio de la gasolina, que muchos desean aumentar insensatamente a los niveles internacionales, esto es, al precio que pagan los consumidores que no son productores de hidrocarburos. Este es un asunto fundamental, estratégico, donde se juegan intereses económicos y geopolíticos contrapuestos de nuestro país y de las naciones avanzadas, puesto que se trata de eliminar ciertas ventajas comparativas que nuestro país pueda tener al estipular un precio igual o superior al internacional.

De acuerdo con la teoría aceptada, sólo puede llegarse a etapas superiores de desarrollo económico y social mediante la instrumentación permanente de políticas fomentadoras de las actividades agropecuarias, agroindustriales y manufactureras propiamente dichas, casi siempre vinculadas a la sustitución racional de importaciones y al estímulo de las exportaciones no tradicionales, las cuales, al cabo de cierto tiempo, arrojan sus frutos que se manifiestan, en parte, mediante la conquista de una parcela del comercio mundial, al desplazar parcialmente en muchos casos ciertos centros de antigua tradición en la producción y exportación de manufacturas y productos agrícolas, lo que origina en aquellos déficits crónicos en la cuenta comercial.

Para mejorar el saldo de aquella cuenta se ha recurrido a colocar barreras arancelarias y de todo tipo, a la creación de organismos internacionales con la misión de ejecutar un código de conducta que proteja sus intereses comerciales, a mejorar la productividad del trabajo, estimular las maquilas para reducir costos (caso Bangladesh y otros con salarios míseros), a valerse de la ocasión cuando por nuestros errores, como los injustificados endeudamientos sin que redunden en crecimiento económico, tenemos que sentarnos en circunstancias desfavorables a la mesa de negociaciones, donde se ejercen todo tipo de presiones, se dan “consejos” y se persuade apelando a pedestres comisiones u ofreciendo cargos en las instituciones internacionales. Se impone una política económica para igualar precios locales a los internacionales y desregulación económica.

No existen argumentos teóricos ni empíricos que justifiquen la exigencia de igualar el precio interno de la gasolina al promedio de los precios en el exterior. El comercio internacional tiene lugar cuando un país carece de los bienes y servicios que demanda su mercado interno y al existir precios diferentes que señalan costos de producción distintos originados por muchas causas, como escasez o inexistencia de materias primas, los costos de mano de obra, la tecnología utilizada, etc. Todo lo cual lleva a decidir si una nación produce o no un determinado bien para comercializarlo. Si lo produce, en condiciones de libre comercio, es porque su función de producción, esto es, la combinación de todos los factores del proceso productivo, le permite hacerlo a bajo costo y generalmente lo es respecto de otra nación o región.

Por ello, es contradictorio que se pretenda imponer aquí el precio de la gasolina que se registra en los países que importan hidrocarburos. Es como si se pretendiera vender en Francia una botella de vino al precio de venta aquí, o vender en Venezuela un cambur al precio que tiene allá. En ambos casos, nadie los compraría, pues aquí los cambures abundan por tener características climáticas diferentes a las de Francia, donde sí hay condiciones para producir vinos eficazmente: se produce el comercio entre ambas.

Con argumentos de competición desleal se busca igualar aquí los precios de todas las materias primas a niveles internacionales, como gasolina, diesel, para que la ventaja comparativa se fundamente en las que surgen de procesos tecnológicos que ellos monopolizan, lo cual dificultaría la industrialización nacional a costos competitivos.