• Caracas (Venezuela)

Pedro Carreño

Al instante

Fracasó tesis del caos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se inicia la semana y la inmensa mayoría de los venezolanos, que lucha y batalla en la consolidación de un mundo más justo y más humano, se alista para retornar con mucho ímpetu a sus labores cotidianas, luego de unas merecidas vacaciones. Especialmente los niños y jóvenes que inician clases, con una matrícula escolar que alcanza casi la mitad de la población venezolana (6.156.076 estudiantes en escuelas y liceos públicos; 1.722.462 en escuelas y liceos privados y 2.600.000 universitarios). Matrícula escolar con 97% de niños en las aulas de clases, logro avalado por la Convención sobre Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas, en la reunión celebrada el pasado 2 de septiembre en Ginebra, Suiza. Por ello nuestro país es conocido como el aula más grande de Latinoamérica o, como lo llamó nuestro comandante eterno Hugo Chávez, “toda la patria una escuela”.

El Estado docente garantiza el regreso a las aulas dotando a nuestros alumnos de las principales herramientas que necesitan para su aprendizaje. En ese sentido, la revolución bolivariana distribuye de manera gratuita en las escuelas 30 millones de libros de la Colección Bicentenaria que incluyen la historia, la economía y la cultura del país; adicionalmente, 30.000 computadoras del Proyecto Canaima serán entregadas cada semana a alumnos y maestros de escuelas y liceos; además, fueron aprovechadas las vacaciones para rehabilitar más de 6.000 escuelas dentro del plan de mantenimiento escolar.

Así las cosas, en este escenario cualquier ciudadano con un mínimo de racionalidad estaría feliz y dispuesto a emplear todas sus capacidades en coadyuvar en la formación del futuro de la patria, pero, lamentablemente, las cosas no son así, producto de que en esta tierra de gracia existe una oposición que, como una suerte de plaga  poseída por mil demonios, que lejos de alegrarse por la felicidad del pueblo, busca con obcecación trastocar la paz, armonía  y sosiego de los venezolanos con la ruin tarea de servir de peones del imperio norteamericano e imponer a través de la inducción del caos, la falsa tesis de que el modelo fracasó y, en consecuencia, hay que cambiar el proyecto bolivariano. Colocándose de espalda a la realidad del país, donde es evidente que el “modelo de inclusión social” es respaldado por la inmensa mayoría de nuestro pueblo, sobre todo los más pobres y humildes.

Como la antipatriótica derecha, asume el comportamiento de una rocola, que le suena la música a quien le mete la plata y el financiamiento viene del narcotráfico, el contrabando, blanqueo de remesas desde Estados Unidos y la corrupción. Es necesario para preservar la paz interior de la república y el orden interno que, en vez de darle tratamiento político, ese sector de la oposición reciba todo el peso de la ley con justo tratamiento jurídico.

@pedrocarreno_e