• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Tres poetas publicados por Monte Ávila

Se ofrecen aquí poemas de Ingrid Chicote, Alexander Ritter y Laurencio Zambrano, tres poetas venezolanos, publicados recientemente por Monte Ávila Editores Latinoamericano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Poemas de Ingrid Chicote*

Enemigo

Te doy las armas

en tres frases suicidas


Las tomas

las envuelves

en papel perfumado a formol

por tanto

eres todo lo contrario


Interpreté mal

la máscara

que vi a distancia


Distinto

No creo que las cosas

se vuelvan a sí mismas

como una camisa

que se voltea


Las costuras y los cortes

son siempre iguales

las tallas

las telas de coser ropa


El hombre puede ser

cortado de frente o de costado

para figurar sobre sí un perfil


Las diferencias de piel

y herencia

no hacen que sea

necesariamente

distinto


Lomo de nubes

Escondo el deseo

entre las líneas

para que las letras

no giman de noche


Viajo en lomo de nubes

y la luna entra

inundando casa y cuerpo

para inventar lugares

en las raíces del jengibre

donde guardo

lo que queda de mí


*Ingrid Chicote (1965) es poeta y ensayista. Es autora de cuatro libros de poesía: Piedras concentradas (1997), La ruta de los ancestros (2011), Huelga de palabras (2012) y Caída libre (2014). A este último pertenecen los poemas aquí seleccionados.


Poemas de Alexandre Ritter*

El esteta

El esteta hace de toda belleza arte material o figurado…

Ella se convierte en el único placer y en el castigo…

La obsesión estética invade su ser

queriendo convertirse él mismo en una obra de arte…


El odio por la fealdad lo aleja de sí mismo

¡Se transforma en un ser dividido

entre la vida y un arte sin fondo!

Le repugna todo saber sin belleza,

la ignorancia es otro mal.


La obsesión de la estética, es la fuga del saber

hacia la ignorancia tranquilizadora.


La modernidad

La perfección es buscada en toda cosa

Es alcanzada a través de la creación en masa,

Una búsqueda de la belleza, una belleza única...


Es un amor por lo único y exclusivo

lo que nos lleva a multiplicar

¡Qué importa si se pierde la identidad!

Nosotros mismos somos una de esas obras modernas.


Estamos en pos de una identidad

Y la única masa que allí nos permite llegar

es la masa del tiempo...


En torno a EdvardMunch - El Anti-grito

Y así viven los hombres, abandonados por la vida, siempre corroídos por la muerte y la vejez, y sin embargo sobreviven solitarios, paseando en los espacios del mundo, lanzando sentimientos errantes al viento, a la Nada, finalmente abrazando al tiempo, esa nada donde los sentimientos viven y mueren... El tiempo, esa nada donde los hombres estarán siempre atrasados...


*Alexandre Ritter (1993) es autor de varios títulos: “Y pensar que las hojas de otoño estaban vivas en otro tiempo”, “La creación de la creación”, “Los pensamientos incinerados”, “Fisuras” y “Vermeil”. Los poemas aquí publicados pertenecen a su libro “Bermejo”.


Poemas de Laurencio Zambrano*

Verdecito

a Ramón Palomares

Préstame una palabrita

de esas que vos sabés...

de esas que vos guardás

en el corazón del gavilán.

Prestáme

un diminutivo

—de puntería infalible—

cuando de risa se trata

cuando de lloro se trata.


(¡Huy! Profesor)

Una palabrita amaestrada

en el arte de ensalmar

la muerte y el hastío.


Con el primer pajarito que veás

mándame una palabrita

castellana y paramera

y viceversa;

unbarbechito confitado

—yerbitas que vos vestís—

con ese rocío

—bufandas y aguardientes—

que vos le ponés a las cosas

—y a las almas—

para que todo viva

verdecito

como cantando,

como naciendo.

Siempre.


II


¡Ayl viejo lobo

Vivo entre resolanas y arenales

sin filo

con la vida amellada

como un cóndor jadeante

de luto por sí mismo.

Te escribo este poema

con fe

—con toda la fe—

porque con la puntería que vos tenés

una palabrita tuya

bastará para salvarme.

                    Amén.


Como picado de alacrán

A Humberto Márquez

A veces

me acuesto sin metáforas

sin metafísica, sin una cervecita.

También a uno

lo trasnochan otras rabias,

y se levanta tempranito

como picado de alacrán.


Apronto el puñal y la pistola

y a todo gañote, les miento la madre

y desafío

a esa maldita ralea de opresores

que asesinan la poesía del universo:

esos endriagos del infierno

que en Facundo Cabral

mataron al 30%

de los pájaros del Mundo.

Jamás me eximiré

de la más humana de las adicciones:

Amar-amando en contrapunto

y para siempre,

pero igualmente, jamás me arrendarán:

tomaré apuntes

de lo que afuera pasa

para que mi desvelado corazón

los trasmute en sangre,

arrechera

y puntería.


*Laurencio Zambrano Labrador (1949) es poeta, ensayista, músico y cantautor. Los poemas aquí seleccionados pertenecen a su libro “Esquejes de canto y piedra”.