• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

El plagio y otras formas del uso artístico que pueden asemejársele

Plagio

Plagio

Es imposible alcanzar a cubrir todos los actos semejantes al plagio cometidos desde siempre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En toda creación humana se presenta el plagio. Ha sido más frecuente en el Arte y las Letras, y se destaca la dificultad en precisar su presencia en una obra de arte porque ella es la expresión humana de las experiencias comunes, dichas o cantadas por el poeta y el artista en su modo individual de expresión.

De allí la dificultad: si quien toma una idea del texto lo hace inconscientemente, no existe la voluntad de plagiar; pero si lo ha hecho a voluntad, total o parcialmente, de una obra de arte valorada o no por la humanidad, entonces se pone de bulto el acto ilícito y contra la ética.

Es imposible alcanzar a cubrir todos los actos semejantes al plagio cometidos desde siempre. Avellaneda imitó a Cervantes, pero hay quienes han dicho que Cervantes imitó a Ariosto en Orlando furioso . El tema de ambas obras es semejante: el desvarío que conduce al protagonista a cometer actos de locura. Es imposible evitar la generalidad que vive en toda acción humana.

Algún escritor dijo que los temas de la poesía o la narrativa podían reducirse a diez. Ironía o no, parece que tiene algo de verdad, porque el ser humano es el mismo y vive las mismas emociones.

En lo dicho respecto de Cervantes y de Ariosto no se habla de plagio sino de influencia en el tema. Porque hay también influencia en el estilo o forma externa de la obra de arte. Hay un estilo Bruegel y un estilo Rembrandt, lo mismo que un estilo Thomas Mann o borgeano.

El estilo se origina en la influencia que recibe un autor de otro que ha sentado una forma de expresión y la ha hecho propia. El llamado realismo mágico es una forma de contar en literatura, y debe distinguirse del realismo maravilloso. En el realismo mágico el hecho que sobreviene tiene carácter de maravilla, y se produce sin la intervención humana: es una alteración de la realidad creada por el artista, inesperada, como si dijésemos un milagro. El personaje de Cien años de soledad que vuela a los ojos de todos, por levitación inexplicable, es un acto de realismo mágico.

En cambio, mucho de lo que se ha escrito en nuestra América después de los años cincuenta, presenta el realismo maravilloso: la selva intrincada llena de misterios permite el ingreso de la magia en la escena de los seres que la pueblan.

También es importante para comprender a nuestra América la inmensidad territorial del continente, en contextos de distancia y proporción incomparables con los espacios de la Europa colonizadora.

El escritor cubano Alejo Carpentier lo dijo en acertadas palabras: "Jamás he visto que Los Andes, ni siquiera una fracción de Los Andes, quepan en un cuadro (...) La distancia es dura y tantálica, por lo mismo que crea imágenes -espejismos que están fuera de los alcances musculares del contemplador.

La desproporción es cruel por cuanto se opone al módulo, a la euritmia pitagórica, a la belleza del número, a la sección de oro...".

Un cuento de Arturo Uslar Pietri: "Lluvia", es muestra también de realismo mágico sin caer en lo inverosímil, y por eso fue calificado el autor como creador de este modo de contar.

Un tema sencillo cargado de poesía: la magia se une a lo maravilloso y puede hallarse en el contraste de sentimientos y hechos: en una larga sequía, llega al rancho la alegría del niño a la casa de la pareja campesina y luego desaparece para dejar en sus padres el dolor de la pérdida.

A cambio del dolor reciben la bendición de la lluvia. Una fina poesía telúrica desentraña la aparición de la magia en el escenario maravilloso.

Se ha dicho, con razón, que Uslar Pietri es el creador del realismo mágico, pero Alejo Carpentier lo llevó a su perfección en sus maravillosas novelas: El siglo de las luces , Concierto barroco , Los pasos perdidos entre otras.

En la obra de Gabriel García Márquez predomina el realismo mágico de Carpentier, pero ¿tendríamos la osadía de decir que cometió plagio en el estilo o forma estética de narrar en sus novelas mágicas dentro de un mundo maravilloso? Ha habido, ciertamente, en la obra del novelista colombiano una influencia que proviene del surrealismo: "Todo lo maravilloso es bello, sólo lo maravilloso es bello" (Bretón: Manifiesto del Surrealismo).

Y también del barroco: García Márquez atendió a lo que a su alrededor veía y sentía: la magia americana como patrimonio nuestro.

Puede haber imitación inconsciente de temas, y puede haber influencia en la forma de expresar la realidad en el arte.

Pero no se habla en tales casos de plagio. El robo flagrante del plagio contiene intención de obtener el beneficio del reconocimiento con una obra ajena.