• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

“Sobre novelas, en particular bestsellers , soy un lector compulsivo”. Entrevista a Frank Calviño

Durante cada jueves "Papel Literario" ofrecerá a sus lectores la Serie 5 bestsellers imprescindibles de la mano del periodista y escritor Frank Calviño. En esta entrevista explica qué le da a cada obra esa condición que supera el tiempo y la hace alcanzar la “inmortalidad literaria”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Soy periodista de oficio, político por vocación y escritor por pasión” con esta  frase Frank Calviño inicia esta entrevista para hablarnos de sus intereses. Es egresado de la UCV con mención Magna cum laude. En su  trayectoria atesora distintos reconocimientos por su labor periodística como la obtención del máximo galardón Diplomacy Award (Mejor delegado) en el Modelo Mundial de Naciones Unidas Biejing 2006. Dentro de ese desempeño profesional, de claro tono polifacético, está involucrada la política: “Trabajé 6 años en esas comunidades [Caucaguita y Petare] llevando jornadas médicas, deportivas y programas de asistencia social. Actividades que pagábamos de nuestros salarios, y organizábamos los fines de semana un grupo de chamos de la UCV. Me sirvió para darme cuenta de la magnitud de la miseria en la que estamos sumidos.”

Durante ese tiempo trabajó en El Nacional y ganó algunos concursos de literatura. Y es que Calviño no esconde la pasión que tiene hacia la literatura, ni disimula su suspicacia en su escritura. Tiene dos novelas terminadas pero que andan en la odisea de ser publicadas. “La primera es un western (el único escrito en Venezuela ‒tengo entendido hasta el momento‒) sobre la Guerra Civil de Estados Unidos, se llama El Susurro de las Cadenas. La segunda es una novela de ciencia ficción titulada Los Hijos del Mar, pero la publicación de esta última es más remota (es un poco extensa) y la verdad aún ni siquiera he hecho intentos de colocarla en el mercado.

“Te cuento que siempre he sido un ávido lector y que, gracias a Dios, también un ávido escritor. Escribir, para mí, es y será siempre mi gran placer.

“Sobre novelas, en particular bestsellers, soy un lector compulsivo. He llegado a pedir prestado dinero en dólares para poder descargar las versiones originales de las novelas que están de moda vía online (muchas no llegan a Venezuela, lamentablemente).”

—¿Qué hace a un bestseller “imprescindible”? ¿El tiempo? ¿La condición de “superventa”?

—Lo primero que debemos entender es que, indudablemente, la condición de bestseller la otorga el hecho de la venta. Es decir, es una categoría comercial. Un libro solamente alcanza el estatus de bestseller cuando consigue ventas sustanciales. Esto no significa que todos los bestsellers sean iguales en su calidad literaria, o en su condición de “imprescindibles”, por llamarle de algún modo a esos libros que se vuelve parte de la cultura compartida de la humanidad, sobrepasando fronteras, razas y credos.

La superventa es una condición económica, sujeta a un espacio y a un tiempo determinado. Un bestseller se vuelve imprescindible cuando adquiere, sobre su condición de superventas, calidades literarias que lo distinguen y que, a la larga, ayudan a que también continúe siendo un bestseller “por los siglos de los siglos”. Drácula, por ejemplo, no necesariamente fue un bestseller (ni remotamente cerca, según los criterios numéricos modernos) en su momento de publicación. Pero la manera tan magistral como Stoker manejó el relato epistolar y el terror psicológico, lo han convertido en un libro que atraviesa generaciones como un cuchillo caliente una barra de mantequilla, pasando de padres a hijos, de hijos a nietos y así sigue dando dentelladas vampíricas de siglo en siglo. Es tan arquetípico el Drácula que, al sol de hoy (y obviando por respeto a la historia el fenómeno transitorio de Crepúsculo) la imagen de un vampiro es la que BramStoker nos pintó. Y seguirá siéndolo por mucho tiempo más. Eso es lo que lo vuelve imprescindible.

Obviamente los bestsellers se venden por algo. Yo no creo en esa premisa de la intelectualidad bohemia (a la que soy alérgico) de que el “lumpen” es ignorante y nunca tiene la razón, ni con sus políticos ni con sus libros. Para mí si una novela está teniendo éxito entre las masas es porque encierra dentro de ella un valor indiscutible. Sea lúdico, social, espiritual, literario, algo tiene. Pero aunque Cincuenta Sombras de Grey ha sido  (y lo será durante un buen tiempo) un bestseller con un valor incuestionable del cual su éxito es testimonio (llenó un nicho de mercado de softporn literario que no estaba masificado), no me atrevería a decir que termine por convertirse en el Drácula de Stoker. En resumen, un “imprescindible” es un bestseller que hace muy bien su rol, pero que además logra trascender en el tiempo y conquistar otros territorios (sociales, geográficos, literarios, espirituales, culturales) con excelencia, alcanzando la “inmortalidad” literaria.

—En esta serie que presentas a los lectores de Papel Literario escoges cinco géneros de la literatura y los propones a través del visor del bestseller (con lecturas que recomendarías), y estableces categorías para darle cuerpo a cada recomendación. ¿A qué obedecieron esos criterios?

Frank Calviño retoma el tema de la condición del bestseller para explicar el siguiente  detalle: “el término bestseller no es garantía de calidad, sino de cantidad. Una cantidad que no necesariamente llega al instante, y eso es importante recordarlo. Por ejemplo, Harry Potter (individualmente y como saga) alcanzó relativamente rápido la condición de superventas (bestsellers), sin embargo, El Señor de los Anillos requirió un proceso largo de casi 50 años para ir consolidándose. Hoy en día El Señor de los Anillos es uno de los libros más vendidos de la literatura inglesa, luchando codo a codo con ediciones de la Biblia (la del Rey Jorge, por ejemplo) y con textos de Shakespeare. Es decir, no necesariamente se alcanzan las superventas al momento. Sin ir más lejos (y sin ánimo de entrar en polémicas) te puedo asegurar que muchos textos de Paulo Coelho, que ahorita son bestsellers, en unos años no serán necesariamente considerados como tal. Esos son los bestsellersstransitorios, que no suelen convertirse en “imprescindibles”. 

“En ese sentido para esta selección escogí textos que cumplieran con una serie de criterios que, sobre su condición de bestsellerss, les otorgan el calificativo además de 'imprescindibles': es decir, que encerraran cualidades de valor literario superiores. Intenté estructurar una serie de categorías para ser lo más aséptico posible. Seleccioné cinco géneros relativamente 'limpios'que, amén de ser fundamentales para entender la novela y la literatura en general, son fácilmente diferenciables por el público general: novela negra, novela épica, novela erótica, novela de terror y novela de ciencia ficción. Son géneros 'limpios' si cabe el término, donde está bastante claro a qué nos vamos a enfrentar al abrir la tapa del libro.

"Sobre esos cinco géneros escogimos luego cinco sub-categorías, orientadas a presentarle al lector un abanico amplio de qué podrá encontrar dentro de ese género (terror, erótico, noir, etc.) con bestsellers que son ejemplos claros y concisos de cada una de ellas y que, como un todo, comprenden la selección 'imprescindible' dentro del género en cuestión:

1. El clásico: Una categoría que muestra un ejemplo incuestionable de dicho género. Un libro que haya trascendido el paso del tiempo, que tenga y mantenga vigencia como exponente sine cua non de dicho género.

2. La apuesta: Una categoría que muestra que cosas relativamente nuevas, o que direcciones diferentes, se están explorando en dicho género.

3. Para novatos: Una categoría que intenta ofrecer un libro de calidad elevada, que sea además amigable para los lectores ajenos al género en cuestión, fungiendo como libro introductorio.

4. Con un twist: Una categoría que nos permite colocar aquellas joyas literarias que han coqueteado en el umbral entre dos géneros. Terror-ciencia ficción, épico-romántico y novelas que en general han ofrecido una aproximación “fringe” (en el borde) rompiendo las construcciones típicas de ese género.

5. Para pensar: Una categoría donde proponemos al lector novelas que tiene un fuerte contenido social o de denuncia. Novelas que están construidas para, más allá del fin lúdico propio a cualquier novela, causar un profundo efecto en los lectores. Son novelas que sin caer en la pavosidad de decir que son “predicantes” terminan predicando valores, conceptos, o situaciones sociales de alta polémica".

El criterio de selección de las obras que empleó Frank Calviño obedeció a su bagaje como lector “sólo coloqué libros que ya hubiesen pasado por mis manos. Esta decisión me pesó pues sé que hay por allí obras que hubiesen podido entrar con facilidad en las categorías seleccionadas, y que ameritan ser recomendadas a los lectores. Pero decidí que la honestidad con el público lector demandaba que las novelas recomendadas fueran, en efecto, novelas leídas. Me pareció lo más justo y sincero. Pido disculpas por las piezas maravillosas que quedaron fuera, por ahora…”